Un 30% menos

EE UU y Rusia sellan un nuevo tratado para la reducción del arsenal nuclear

Estados Unidos y Rusia sellaron hoy un nuevo tratado de desarme, que será firmado el 8 de abril en Praga, que reducirá el número cabezas nucleares en posesión de cada país a un máximo de 1.550, anunció hoy la Casa Blanca.

EE UU ha sellado hoy un nuevo acuerdo con Rusia para la reducción del armamento nuclear
EE UU ha sellado hoy un nuevo acuerdo con Rusia para la reducción del armamento nuclear

El acuerdo fue divulgado tras una conversación telefónica que mantuvieron hoy el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo ruso, Dmitri Medvédev.

Los dos gobernantes coincidieron en destacar la importancia de que las dos mayores potencias nucleares puedan, con su ejemplo, alentar al resto del mundo a avanzar en la no proliferación de armas atómicas.

Según el tratado, EE UU y Rusia solo podrán tener 800 "vectores estratégicos", como se denomina a los equipos que permiten lanzamientos a larga distancia, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos. La mayor parte de estos equipos, unos 700, pueden ser plataformas desplegadas.

El número máximo de ojivas es de 1.550, lo que supone, según la Casa Blanca, una reducción del 30 por ciento con respecto a lo establecido en el Tratado de Moscú.

El nuevo tratado supone un mayor compromiso de desarme entre las dos potencias, en comparación con el anterior pacto nuclear START, sellado en 1991 y que venció en diciembre pasado.

El tratado refleja "el equilibrio de intereses" entre ambas potencias nucleares, según el Kremlin. "Este tratado refleja el equilibrio de intereses de ambos países (...), y marca el paso a un nuevo nivel en las relaciones bilaterales para el desarrollo de una cooperación estratégica", aseguró Natalia Timakova, portavoz del Kremlin.

La portavoz de Medvédev aseguró que ambos mandatarios se congratularon por haber "resuelto el objetivo primordial: acordar recortes reales de las armas estratégicas ofensivas de manera paritaria, respetando el principio de una seguridad equitativa e indivisible".

"El tratado refrendará el compromiso de Rusia y EE UU, las dos mayores potencias nucleares, con la reducción de sus arsenales estratégicos ofensivos, conforme al espíritu y la letra del Tratado de No Proliferación (TNP)" nuclear, apuntó.

El START supuso el primer esfuerzo en reducir el arsenal atómico con el que se amenazaban mutuamente ambas naciones desde la década de los años cincuenta del pasado siglo, en tiempos de la Guerra Fría.

Bajo aquel acuerdo, Washington y Moscú se comprometían a reducir el número de "vectores" nucleares a 1.600, en tanto que el número de ojivas debía de ser como máximo de 6.000.

En los últimos quince años, no obstante, ambos países los han rebajado a unos 2.200. El nuevo tratado también simplifica con respecto al anterior los sistemas de verificación del desarme.

Los dos mandatarios acordaron hoy que el nuevo tratado será firmado el 8 de abril en Praga, la misma ciudad donde Obama pronunció el año pasado un discurso en el que expuso su planteamiento para la lucha contra la proliferación y el control de armamento.

El tratado de desarme deberá ser ratificado por el Senado de EE UU y la Duma rusa.