Para evitar el efecto del alza del IVA

Aguirre echa más leña al fuego y anima a comprar viviendas antes de julio

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dado hoy un nuevo paso en su 'rebelión' contra la subida del IVA al animar a los ciudadanos que están pensando en comprar una vivienda a hacerlo antes del 1 de julio para evitar el efecto de ese incremento en el precio de los pisos.

En su intervención en la inauguración de la Asamblea General de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), Aguirre ha aprovechado para subrayar que la subida del IVA en 2 "puntos" -un punto el tipo reducido, el que se aplica a la vivienda- a partir del 1 de julio, es en realidad una subida del 14% que va a encarecer la compra de un piso en una media de 3.000 euros.

"Encima", ha dicho, puede ocurrir que esta subida "tan contraria a todo lo que debe hacerse" no sólo no implique un incremento de la recaudación sino que acabe por bajarla, como ha señalado que ocurrió en 1993, y eso repercuta aún más en el empleo, que ya vive un momento "terrorífico".

Aguirre ha lamentado que, en esta situación, el Gobierno, "en lugar de tomar ya medidas, en lugar de decidir dónde tiene que recortar el gasto, decida crear una comisión", en referencia al grupo de trabajo para diseñar propuestas de reducción del gasto que aprobó ayer el Consejo de Política Fiscal y Financiera. "La gente quiere soluciones y está harta ya de comisiones", ha insistido la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Los promotores, una "industria de enorme importancia"

También ha querido dejar claro Aguirre ante los promotores inmobiliarios de Madrid que su Gobierno no está "en contra del ladrillo como otros", sino que considera que este sector es "una industria de enorme importancia".

"La vivienda es un motor de crecimiento y de generación de empleo" y de su recuperación "depende en gran medida la recuperación de toda la economía", ha manifestado la presidenta autonómica. Esperanza Aguirre ha afirmado que los datos del sector "todavía distan mucho de certificar su recuperación pero se empiezan a vislumbrar algunos signos de leve mejoría en Madrid", entre ellos el incremento del número de transacciones en 2009 (2%) y sobre todo en el mes de enero (20%).

Más optimista ha sido el presidente de Asprima, José Manuel Galindo, que, además de criticar a quienes convirtieron a la construcción en el "chivo expiatorio" de la crisis, ha asegurado: "Es posible iniciar ya nuevas viviendas si tuviéramos crédito".

En concreto, ha dicho que el sector está en condiciones de producir las 40.000 ó 45.000 viviendas "que hacen falta en la Comunidad de Madrid", lo que de paso crearía entre 70.000 y 80.000 puestos de trabajo.