Equivale al 0,31% del PIB

El Estado registró un superávit de 3.277 millones hasta febrero, un 35,4% menos

El Estado registró hasta febrero un superávit de 3.277 millones de euros, el 0,31% del PIB, frente al saldo positivo de 5.070 millones del mismo periodo del año anterior, el 0,48% del PIB, lo que supone un descenso del 35,4%, según informó hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Este balance es consecuencia de unos ingresos de 27.519 millones, el 2% menos que en el mismo periodo de 2009, y unos gastos de 24.242 millones, el 5,3% más.

En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado registró hasta febrero un déficit de 7.759 millones, superior al saldo negativo de 70 millones alcanzado hasta febrero en 2009.

Ocaña destacó que las cifras de los dos primeros meses del año no son representativas en los datos de saldo de contabilidad nacional ni en los de caja, debido a que casi no ha empezado a ejecutarse en el presupuesto y gran parte de los pagos es consecuencia del ejercicio anterior. En cualquier caso, incidió en que sí es una buena señal después de unos trimestres difíciles, y añadió que supone situarse en una zona de relativa estabilidad.

El secretario de Estado destacó la obligación de dar señales de querer volver al equilibrio presupuestario por credibilidad y por seriedad ante los mercados internacionales.

Los ingresos no financieros, que aportan datos tanto del estado como de las entregas a cuenta de las Administraciones Territoriales, ascendieron a 35.479 millones, el 7,1% menos.

Ingresos impositivos

Los ingresos impositivos, que representan el 95% del total, descendieron el 3,6%, como consecuencia del incremento del 45,3% en las devoluciones efectuadas. Así, la recaudación del IRPF bajó el 0,3%, mientras que por el Impuesto de Sociedades se redujo el 7,8%.

Además, la recaudación por IVA ascendió a 16.583 millones, el 8,9% menos, mientras que la de Impuestos Especiales se incrementó el 1,7% hasta los 3.277 millones, con un descenso del 1,5% en la recaudación por el Impuesto de Hidrocarburos y una subida del 7,8% en el Impuesto sobre las Labores del Tabaco. Ocaña destacó que estos datos sobre ingresos responden a las previsiones que ha hecho el Gobierno.

Asimismo, los pagos no financieros se incrementaron el 22,8%, hasta 35.288 millones, mientras que los gastos financieros ascendieron a 7.532 millones, el 40,1% más.

Los pagos por transferencias corrientes, que representan casi la mitad de los empleos realizados, se elevaron a 17.422 millones, el 26,3% más, debido sobre todo a las mayores transferencias al Servicio Público de Empleo Estatal.