Iniciativas globales

Apagón general a favor del clima

Empresas, organizaciones y Administraciones se apagarán 60 minutos en todo el mundo en la Hora del Planeta

El mundo repite y se apagará durante una hora el próximo 27 de marzo. Al igual que hace un año, la organización ecologista WWF ha logrado sumar apoyos de empresas, particulares, organizaciones y Administraciones de todo el mundo para celebrar la Hora del Planeta. En total, 60 minutos de tregua al cambio climático, cuya aceleración los científicos achacan a la actividad humana, es decir, al consumo.

Por ello es tan simbólico que las empresas se sumen a una iniciativa que quiere ser una invitación a la divulgación del desafío que plantea el aumento de temperatura del planeta y que el mundo occidental ha hecho suyo. La expectación que despertó la Cumbre del Clima de Copenhague, en diciembre de 2009, es la muestra más reciente de que las empresas se creen el cambio climático. Otra cosa será ver el ritmo al que los países ricos sustituyen su modelo económico y productivo basado en la quema de combustibles fósiles por otro que se apoye en un mix energético más limpio.

Por el momento, multinacionales de todo el mundo apagarán sus escaparates, edificios singulares y paneles luminosos durante 60 minutos. En España, Vodafone e Ikea tendrán el estatus de compañías participantes, es decir, que harán una aportación económica a WWF para sus acciones sobre cambio climático y se comprometen a tomar medidas que reduzcan su huella de carbono en su ciclo productivo.

Otra veintena de empresas serán entidades colaboradoras, es decir, su aportación económica es voluntaria pero se comprometen igualmente a reducir el impacto de sus actividades en el clima. Es el caso de Cocan Cola, Telefónica o Cemusa. Esta última ha cedido 3.000 espacios de marquesinas y quioscos para publicitar la campaña.

Telefónica enviará 300.000 mensajes de teléfono móvil a sus clientes con información relativa a la Hora del Planeta. Su fachada de Gran Vía 28, siempre encendida, apagará los neones que anuncian sus productos estrella y bailará al ritmo de Jorge Drexler. El cantante uruguayo ofrecerá un concierto ese día a la luz de las velas para los clientes de la compañía, que recibirán un código por mensaje para acceder al recinto.

El grupo Prisa se suma al reto

Inditex apagará los escaparates de sus tiendas en todo el mundo, incluidos los más concurridos, como Roma, París y Nueva York. Coca-Cola España dejará sin luz su panel más vistoso de la madrileña calle de Raimundo Fernández Villaverde. El Mercado de San Miguel de Madrid, Bloomberg, Prisa, Canon, Toyota, NH Hoteles, Paradores, Correos y el Parlamento Europeo también se han sumado a la iniciativa.

Para la organización, "las empresas están cambiando al ritmo de la sociedad. Ahora entienden que el cambio climático es un problema de todos", explica Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España. Para algunas de las compañías, su participación es el primer paso a favor del clima. Para otras, un paso más. Y para todas, forma parte de un engranaje que, una vez que arranca, sólo puede ir hacia delante.

"En aquellas empresas que se sumaron a la Hora del Planeta en 2009 se generaron expectativas entre directivos y empleados que ya no tienen marcha atrás", explica Del Olmo. Sin las empresas, dice la organización, la lucha contra el cambio climático y el cambio de modelo económico y energético no será posible. Tampoco las organizaciones ecologistas pueden promover el cambio sin las empresas, según WWF. "Solos no podemos, necesitamos a todos los sectores de la sociedad", añade.

En total, se espera que se movilicen 1.000 millones de personas y 6.000 ciudades en todo el mundo. La convocatoria incluso tiene canción propia. El grupo Shivaritas ha cedido su tema Madre Tierra, que cantará el 27 de marzo en el Parque del Retiro de Madrid. Incluso PP y PSOE se han puesto de acuerdo y apoyan la medida, "una importante declaración de intenciones", según explica la organización ecologista.

La campaña

Aportaciones a la hora del planeta

Participación: un total de 11 organizaciones, 51 ciudades españolas y más de 20 empresas aportarán diversas acciones a la Hora del Planeta.

Acuerdo vinculante: WWF España pide la firma de los internautas a una carta de apoyo para alcanzar un acuerdo internacional vinculante sobre reducción de emisiones de efecto invernadero.

Apagón: las ciudades pueden apagar las fachadas de edificios singulares como apoyo a la campaña.

Emisiones: las empresas colaboradoras pueden comprometerse a alcanzar objetivos públicos y medibles de reducción de emisiones de CO2 y aprobar los planes necesarios para lograrlo.

Donación: 6.000 euros donarán las firmas que ostenten el sello de "colaboradoras" con la iniciativa.

Concienciación: las empresas pueden involucrar a todos los clientes y empleados en la campaña para que actúen tanto desde su puesto de trabajo como en sus casas.

Divulgación: colegios y universidades pueden desarrollar actividades de sensibilización.