Entre el 13 y el 16 de abril

Los pilotos de Lufthansa anuncian una nueva convocatoria de huelga

El sindicato alemán Vereinigung Cockpit (VC) ha convocado de nuevo a los pilotos de Lufthansa y Germanwings a una huelga que tendrá lugar del 13 al 16 de abril como consecuencia del desacuerdo existente con la empresa sobre subidas salariales y condiciones de seguridad en el trabajo.

A finales de febrero, los pilotos de la aerolínea alemana convocaron cuatro jornadas de paros que fueron desconvocados al finalizar la primera tras entablar negociaciones con la compañía durante dos semanas, unas conversaciones que tras este nuevo anuncio parecen haber fracasado.

Los paros de febrero dieron comienzo el día 22 de febrero y se desconvocaron al finalizar la jornada, tras causar la cancelación de cientos de vuelos y pérdidas cercanas a los 50 millones de euros. El sindicato reclamaba a la compañía una mejora de las condiciones salariales de los pilotos -un aumento salarial del 6,4% para este año- y la garantía de que "no se sustituya a trabajadores alemanes por otros de países en que la aerolínea tenga empresas subsidiarias", como Lufthansa Italia.

El sindicato alemán señala en un comunicado que las negociaciones posteriores a la primera convocatoria de huelga han fracasado porque la compañía exige al colectivo congelación salarial durante 21 meses y unas condiciones de horarios en el trabajo peores de lo requerido, además de existir desacuerdo en cuanto a las condiciones de seguridad en el trabajo.

VC aseguró además que los paros han sido convocados después de Semana Santa "en deferencia" a los planes de vacaciones de los clientes y para dar a la gestión de Lufthansa tiempo suficiente para reajustar su programación.

Los nuevos paros se suman a una serie de protestas en el sector aéreo motivadas por los ajustes de costes realizados por las aerolíneas, que han tenido que enfrentarse a pérdidas millonarias como consecuencia de la crisis económica.

La misma Lufthansa anunció recientemente pérdidas en el ejercicio 2009 por valor de 112 millones de euros frente a beneficios de 542 millones de euros en el año anterior, además de la suspensión del dividendo tras el "díficil" ejercicio financiero provocado por la crisis.

De hecho, los tripulantes de cabina de British Airways mantienen durante el dia de hoy su tercera jornada de huelga en la primera tanda de paros convocados por el sindicato Unite, como rechazo a la congelación salarial y el recorte de personal en las rutas de larga distancia. Los tripulantes de British han anunciado además una segunda ronda de paros entre el 27 y 30 de marzo, y no descartan más movilizaciones a partir del 14 de abril si no se resuelve el conflicto.