Un 33% menos que el año anterior

Dogi cierra el ejercicio 2009 con pérdidas de 39 millones

El fabricante de tejido elástico Dogi ha cerrado el ejercicio 2009 con pérdidas de 39,3 millones de euros, un 33% menos que el año anterior, cuando acumuló pérdidas de 59,2 millones, según ha informado hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El mal dato procede fundamentalmente de un resultado negativo de 39,3 millones de euros en las "operaciones continuadas" de la compañía, que suponen cerca de un 20% menos que en el ejercicio anterior.

Los resultados de explotación han sido otro de los factores causantes del mal resultado de la compañía inmobiliaria, con 15,4 millones de pérdidas, la mitad que en 2008.

A pesar de los malos resultados, la empresa, que apuntó en noviembre pasado que podría volver a los números negros a principios de año, ha reducido sus pérdidas un 33% con respecto al año anterior.

Según el informe presentado en noviembre pasado por la administración concursal, a la que se encuentra sometida la empresa, Dogi deberá vender participaciones en filiales internacionales para ser viable, bien sean la estadounidense EFA Inc. o Dogi China.

Según la conclusión del informe remitido a la CNMV a finales del año pasado, si se cumplen las expectativas previstas en el Plan de Viabilidad y los importes de la deuda y su calificación concursal se ajustan a lo previsto en el Plan de Pagos, Dogi debería estar en condiciones de devolver la deuda por los importes estimados y en los plazos previstos en la propuesta anticipada de convenio.

Esto supone que con el concurso Dogi debe hacer marcha atrás en el agresivo plan de internacionalización que había puesto en marcha en los últimos años.

La empresa fue suspendida de cotización por sus malos resultados económicos, tras solicitar de la autoridad judicial competente el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) en mayo de 2009.