Consejo de Política Fiscal y Financiera

Aprobado el plan para la reducción del déficit con la abstención del PP

El Gobierno y las Comunidades Autónomas han aprobado hoy el plan de reducción del déficit para alcanzar el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013, si bien las autonomías gobernadas por el PP se han abstenido a pesar de haberse mostrado de acuerdo con los objetivos de estabilidad.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en la que también se ha aprobado, con el voto en contra del PP, la creación de un grupo de trabajo para diseñar propuestas de reducción del gasto.

Salgado ha explicado que durante la reunión, las comunidades del PP se han manifestado "completamente de acuerdo" con la senda de reducción del déficit, por lo que "no se entiende muy bien -ha dicho- su abstención".

Las CCAA del PP no apoyan el plan del Gobierno sobre la austeridad

Las comunidades autónomas gobernadas por el PP han coincido hoy en la "filosofía de la austeridad" presupuestaria y el control del gasto, pero se han abstenido a la hora de votar el plan del Gobierno para este fin al considerarlo "solamente propaganda y humo".

Así lo ha asegurado, en declaraciones a los periodistas, el consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Antonio Beteta, momentos antes de finalizar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que ha debatido las medidas de contención del gasto y de control del déficit propuestas por el Ejecutivo.

"Las comunidades autónomas estamos dispuestas a arrimar el hombro para reducir el gasto, pero no a mandar mensajes equivocados a la opinión pública", ha afirmado Beteta para justificar el voto negativo de las comunidades del PP a la creación de un grupo de trabajo que elaborará planes de racionalización y eficiencia del gasto público en el plazo de tres meses.

"La sociedad española no quiere comisiones, quiere soluciones", ha añadido Beteta, quien ha propuesto que fueran los representantes autonómicos y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quienes se reunieran durante la Semana Santa para estudiar "entre todos las modificaciones que haya que hacer porque hay que cambiar mucha normativa básica".

El consejero ha señalado que la administración del Estado no es partidaria de hacer "ninguna propuesta ni de asumir ningún compromiso" y lo que quiere es "salir del paso en este momento en que se ve que existe una situación seria de hundimiento de las finanzas públicas".

Según ha explicado, en la reunión, las comunidades del PP han "exhortado" al Gobierno a que asuma su responsabilidad con "propuestas serias y valientes".

Ha remarcado que es a la administración del Estado a la que corresponde asumir el papel de liderazgo y la ordenación económica general y ha añadido que si en el Gobierno "no tienen valor para asumir su responsabilidad, que dimitan y se vayan, que para eso están", ha apostillado.

Además, las comunidades del PP han expresado al Gobierno los problemas que tienen derivados de la insuficiencia para financiar los servicios esenciales que prestan a los ciudadanos, así como la "barbaridad" que, a su juicio, supone en estos momentos la subida del IVA.

El déficit del conjunto de las administraciones en 2009 fue del 11,2% del PIB

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, anunció hoy que el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas en 2009 fue del 11,2% del PIB, dos décimas inferior al inicialmente calculado por el Gobierno antes de confirmar la aportación autonómica.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Salgado explicó que el déficit de las comunidades autónomas fue el año pasado dos décimas inferior a lo previsto.

En 2009, el déficit de la Administración General del Estado ascendió a 99.785 millones de euros, el 9,49% del PIB, en tanto que el del conjunto de las Administraciones ha sido del 11,2%.

La previsión de déficit para este año para todas las Administraciones Públicas es del 9,8% del PIB.