Siete días de huelga en marzo

La huelga en BA se mantiene tras fracasar las negociaciones

La huelga de tripulantes de cabina de la aerolínea británica British Airways (BA) ha dado comienzo este sábado tras fracasar el viernes las últimas conversaciones de la empresa con los sindicatos. Los 2.000 trabajadores, convocados por el sindicato Unite, secundarán siete días de huelga en marzo, del 20 al 22 y del 27 al 30.

Los tripulantes de cabina rechazan la congelación salarial y el recorte de personal en las rutas de larga distancia y no descartan nuevas movilizaciones a partir del 14 de abril si no se resuelve el conflicto.

La convocatoria de huelga se mantiene así como estaba previsto. La dirección de BA y representantes de Unite apuraron el viernes las últimas oportunidades de alcanzar un acuerdo, que finalmente no fue posible. Esta movilización ha obligado a la compañía a cancelar 1.100 vuelos, un 56% de los 1.950 programados para estas tres primeras jornadas de paros.

El consejero delegado de la aerolínea británica, Willie Walsh, consideró el viernes "profundamente lamentable" la opción de huelga. "Decenas de miles de empleados de BA están listos para atender a nuestros pasajeros y BA volará y continuará volando pese a estas jornadas de parón", afirmó Walsh.

La aerolínea ha elaborado un plan de contingencia según el cual prevé poder transportar al 65% de sus pasajeros durante los días de huelga.

Por su parte, el secretario general de Unite, Tony Woodley, mostró su decepción por el fracaso de las negociaciones y afirmó que "definitivamente la compañía quiere ir a la guerra con este sindicato".

Fusión este mes

BA e Iberia firmarán el acuerdo definitivo de fusión antes de que acabe el mes, culminando un proceso de negociaciones abierto desde julio de 2008, según confirmó a Efe una portavoz de BA. La rúbrica definitiva del pacto se espera para el próximo jueves.