Tras dos meses de polémica

Google anunciará el lunes que se va de China, según un diario local

El diario económico "China Business News" asegura hoy que el gigante tecnológico Google anunciará el próximo lunes sus planes para abandonar sus negocios en el país asiático tras dos meses de rifirrafes con la censura del régimen de Pekín.

Según este informe, Google abandonará sus negocios en chino el próximo 10 de abril, y cita como fuentes a un empleado y a un agente de ventas anónimos de Google en la República Popular, el mayor mercado de internet con 384 millones de usuarios.

Contactada la empresa californiana en China, sus portavoces no se encontraban disponibles para comentar la noticia del diario chino.

El gigante estadounidense acusó el 12 de enero a Pekín de estar implicado en los ciberataques que sufrieron disidentes políticos, empresarios y periodistas en sus cuentas de correo alojadas en sus servidores y amenazó con abandonar el país asiático, si el régimen no cejaba en su censura en internet.

El régimen chino, que ha negado su implicación en el ataque, exige censurar contenidos relacionados con temas "delicados" como la matanza de estudiantes de Tiananmen, la represión en el Tíbet y Xinjiang, y otras violaciones de derechos humanos, una limitación a la que accedió Google en 2005, como hicieran Yahoo o Microsoft.

La censura atañe, además de estos contenidos políticos, a la pornografía, que prolifera en la mayoría de portales locales. El Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información señaló hoy a Efe que no tenía noticias sobre el anuncio de Google, que debe informar por escrito de su renuncia también al Ministerio de Comercio.

Los analistas ya adelantaron en enero que entre el forcejeo entre el gigante censor y la empresa presidida por Eric Schmidt, la segunda tenía todas las de perder. "Google ha estado en una situación difícil en China desde hace tiempo, traicionando su filosofía y, aunque ha generado beneficios, no han sido tantos como potencialmente podían esperarse", resumió en enero a Efe Mark Natkin, director de la consultora tecnológica Marbridge Consulting, con sede en Pekín.