Investigación sobre la tasa de las 'telecos'

Kroes redobla la ofensiva contra el sistema de financiación de RTVE

La Comisión Europea abrió ayer un segundo frente contra el nuevo modelo de financiación de RTVE. Tras la investigación por presuntas ayudas ilegales iniciada el año pasado, Bruselas cuestiona ahora la tasa impuesta a las compañías de telecomunicaciones para compensar la supresión de la publicidad.

Kroes redobla la ofensiva contra el sistema de financiación de RTVE
Kroes redobla la ofensiva contra el sistema de financiación de RTVE

Los dos expedientes han sido abiertos por Neelie Kroes. El primero, en su condición de comisaria europea de Competencia, cargo que cedió a Joaquín Almunia el pasado 10 de febrero. Y el de ayer, como titular de la llamada cartera de Agenda Digital, responsable del sector de las telecomunicaciones.

El nuevo expediente es potencialmente mucho más peligroso para el Gobierno de Rodríguez Zapatero porque sigue un procedimiento con plazos marcados y puede acabar rápidamente con una denuncia contra España ante el Tribunal de Justicia europeo, con sede en Luxemburgo.

La Comisión dio ayer el primer paso en esa dirección al conceder al Gobierno dos meses para que justifique la tasa del 0,9% sobre los ingresos impuesta a algunos operadores de telecomunicaciones para financiar la programación de RTVE.

Bruselas concede dos meses al Gobierno para justificar la medida

Bruselas cree que ese gravamen es ilegal porque las normas europeas (la directiva 2002/20, en concreto) establecen que las tasas pagadas por las compañías de telecomunicaciones para poder operar sólo pueden destinarse a "financiar las actividades de la autoridad nacional de reglamentación relativas a la gestión del sistema de autorización y el otorgamiento de derechos de uso". La ley añade que "tales tasas deben limitarse a cubrir los gastos administrativos reales de estas actividades" Y que las empresas podrán comprobar que los gastos administrativos del regulador y las tasas están equilibrados.

El departamento comunitario de telecomunicaciones, que hasta el 9 de febrero actuaba bajo la autoridad de la comisaria Viviane Reding, cree que la tasa española a las telecos no cumple ninguna de esas condiciones. Y recuerda que en enero, Reding ya abrió un expediente similar contra el sistema de financiación de las televisiones públicas francesas, que sirvió de modelo al de Radiotelevisión Española. Da la impresión de que Bruselas está dispuesta a abolir ambos, al menos, en la parte que afecta a las operadoras de telefonía.

De momento, el expediente francés lleva la delantera. Y es probable que su veredicto marque la suerte que espera al sistema de financiación de RTVE sin publicidad.

El frustrado empeño de la vicepresidenta De la Vega

El expediente abierto ayer contra la financiación de RTVE parece condenar al fracaso la ofensiva llevada a cabo por Teresa Fernández de la Vega en persona para convencer a Bruselas de la legalidad del nuevo modelo. La vicepresidenta primera se ha reunido al menos dos veces con Neelie Kroes con ese objetivo. Primero en septiembre de 2009, pero el encuentro no impidió que, tres meses después, la entonces comisaria europea de Competencia iniciará una investigación por presunta ayuda de estado ilegal a la televisión pública. Ese expediente, sin embargo, se resolverá a largo plazo y su amenaza no es inminente para el Gobierno. El de ayer resulta mucho más peligroso. Y se abre sólo dos meses después que De la Vega se reuniese de nuevo con la Comisión para convencerla de que el modelo es totalmente legal.

La cifra

618 millones de euros en juego. Esa es la cifra que el Gobierno espera recaudar con las tasas impuestas a las televisiones privadas y a las telecos.