Considera que contribuiría a la reducción del déficit

Piqué defiende la privatización de la gestión aeroportuaria

El presidente de Vueling, Josep Piqué, defendió hoy la necesidad de privatizar la gestión de las instalaciones aeroportuarias, una medida que "permitiría obtener unos recursos adicionales" al Estado, contribuyendo así a la reducción del déficit fiscal.

Durante su intervención en un foro organizado por la Asociación de Marcas Renombradas Españolas, Piqué admitió que esta medida es "poco compatible" con las pretensiones de ciertas comunidades autónomas, como Cataluña, que abogan por gestionar por sí mismas los aeropuertos.

En virtud del nuevo modelo de AENA, el Ejecutivo quiere segregar el ente público en distintas sociedades para las actividades de navegación aérea y las de gestión de aeropuertos. Posteriormente, abordará la entrada de la iniciativa privada en esta última sociedad gestora de aeropuertos hasta un 30% y permitirá a las comunidades autónomas participar en la gestión de algunos aeródromos.

Para ello, creará una nueva sociedad mercantil estatal segregada de AENA, denominada Aena Aeropuertos S.A., con competencias de gestión de la red aeroportuaria de los 47 aeropuertos de AENA, y con una participación de no más del 30% del capital privado.

Pese a las reclamaciones que se vienen haciendo desde la Generalitat para que el peso de Cataluña sea determinante en la gestión de El Prat, el ministro de Fomento, José Blanco, aseguró en el Congreso que "nunca" estuvo sobre la mesa ceder el control del aeropuerto de la Ciudad Condal.

Según el nuevo modelo, El Estado seguirá controlando Barcelona-Prat, pero las decisiones estratégicas se tomarán por mayoría cualificada y se abre la puerta a la participación de comunidades autónomas, ayuntamientos y cámaras de comercio.

Sin embargo, Piqué apuntó que prefiere que sea Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) quien "haga subir y bajar los aviones", pues "se fía bastante más" del ente público.