Convenio de cuatro años

La plantilla de Figueruelas aprueba el acuerdo con GM con el 65% de los votos

La plantilla de la fábrica de General Motors en Figueruelas (Zaragoza) aprobó ayer en referéndum el principio de acuerdo suscrito entre los cuatro sindicatos que forman la mayoría del comité de empresa (UGT, CC OO, USO y Acumagne) y la dirección. En total, 5.816 de los 7.468 trabajadores de la planta participaron en esta consulta, con un 65,24% de votos a favor y un 33, 83% en contra. El rechazo, auspiciado por los sindicatos CGT y OSTA ha obtenido un porcentaje apreciable, sobre todo si se consideran las cesiones efectuadas por la empresa tras la intervención de los gobiernos central y autonómico para evitar la ruptura de las negociaciones. De todas formas, el sentido de los votos reproduce prácticamente la relación de fuerzas sindicales en la factoría.

El acuerdo establece un convenio de cuatro años y fija las condiciones para la salida de 900 trabajadores y su posterior recolocación, así como la congelación salarial para 2009 y 2010. Estas medidas servirán como aportación de la planta al plan de ahorro de la nueva Opel, siempre que haya un acuerdo marco en toda Europa.

El efecto más inmediato del acuerdo es la apertura, hoy mismo, del plazo para cubrir de modo voluntario las 350 bajas que deberán producirse el mes próximo. Estos trabajadores dispondrán de una garantía de recolocación en dos años, con las mismas condiciones de su salida. El resto de las bajas, hasta 900, será cubierta a través de contratos de relevo, con lo que se eliminan los despidos forzosos.

La empresa considera la ratificación "un paso importante que permitirá concentrarse en la producción, sobre todo en la del nuevo Meriva".