Encuesta de Condiciones de Vida

Uno de cada diez hogares se retrasa ya en el pago de su hipoteca

El peor año de la crisis ha sido, hasta el momento, 2009. La economía de los hogares españoles se deterioró por el paro y la reducción del ingreso. Una realidad que constata el Instituto Nacional de Estadística en su encuesta de Condiciones de Vida publicada ayer. El 7,2% (casi un o de cada diez) confiesa que tuvo retrasos en el pago de la hipoteca, el alquiler y en los recibos de agua, gas, energía y comunidad. La estadística señala que este valor subió 2,5 puntos en los últimos cinco años. En 2005 se situaba en el 4,7%. No obstante, el porcentaje se eleva al 18,6% en los hogares con todos sus miembros parados.

Las familias han perdido también la capacidad para hacer frente a los gastos adicionales y corrientes. Así, el porcentaje de hogares que no tenía recursos para afrontar costes imprevistos registró un incremento de 5,8 puntos en 2009 frente al año anterior. La dificultad afecta a una de cada tres familias, el dato más elevado en cuatro años, según el informe.

En tanto, los hogares registraron problemas para llegar a fin de mes. El 13,7% tuvo mucha dificultad en 2009, el dato más elevado en seis años, según el INE. La cifra se incrementa, sin embargo, al 30,5% si se agrupan aquellos que llegan con "dificultad o mucha". Esto supone un aumento de 2,3 puntos frente a 2007, antes de la recesión.

Los niveles de pobreza se mantienen, pese a la crisis. La tasa llegó al 19,5% el año pasado, dos décimas menos que en 2007. La mayor miseria recae sobre los mayores de 65 años (del 25,7%). Aunque bajó 2,8 puntos si se compara con la de 2007.

Menos vacaciones

La recesión ha reducido los viajes de ocio de los españoles. La encuesta del INE señala que el 38,9% de los hogares no pudo coger al menos una semana de vacaciones en 2009. Esto representa un incremento de 5,4 puntos respecto al año anterior.