40 empleados ya se han apuntado al ERE

Continúan las diferencias entre Marie Claire y los sindicatos respecto al ERE

Responsables de la empresa Marie Claire y de los sindicatos mantuvieron hoy sus diferencias respecto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la compañía durante la reunión celebrada en la Inspección de Trabajo, según informaron UGT y CCOO en un comunicado.

Los sindicatos apuntaron que con este encuentro finaliza el periodo de consultas del ERE presentado por la empresa y respecto al que ambas partes no alcanzaron ningún acuerdo. Después de la intermediación de la Inspección de Trabajo, la firma ha rechazado los planteamientos que la representación de los trabajadores y sindicatos habían propuesto para alcanzar medidas que hubieran reducido el número de trabajadores y trabajadoras afectadas por el ERE a 100 personas.

La empresa ha mantenido los despidos inicialmente propuestos, que sumaban 225 puestos de trabajo, y ha rechazado igualmente la posibilidad de acordar un expediente temporal de 93 trabajadores que permitiera hacer frente a la actual caída de las ventas, agudizada por la crisis generalizada que existe, según los sindicatos.

UGT y CCOO consideran que la actitud "intransigente" de la empresa se posiciona en el ánimo de "aprovechar el actual contexto de crisis para conseguir la aplicación de una medida a todas luces desproporcionada e injustificada".

Los sindicatos van a iniciar un proceso de asambleas en los dos centros de trabajo de la compañía, donde van a promover una serie de movilizaciones en las que, aprovechando la convocatoria de huelga fijada para el próximo 26 de marzo, las trabajadoras y trabajadores se puedan concentrar ante la Inspección General de Trabajo de Valencia, que es quien, en última instancia, deberá resolver el expediente si se mantiene el clima de desacuerdo actual, señalaron.

Hasta la fecha, según ambos sindicatos, un total de 40 empleados se han apuntado voluntariamente al Expediente de Regulación de Empleo. Se trata de trabajadores de Vilafranca (Castellón) y de Castellón. Mientras tanto, los sindicatos continúan reclamando una acción contundente de la administración autonómica para crear nuevos yacimientos de empleo.