Obtiene un beneficio neto de 20,56 millones

La aseguradora de salud DKV redujo un 18% su beneficio en 2009 por la crisis

El grupo DKV Seguros obtuvo en 2009 un beneficio neto atribuido de 20,56 millones de euros, lo que supone un descenso del 18% respecto a los resultados de 2008, debido a la ralentización del negocio asegurador y al aumento de la siniestralidad fruto de la crisis económica.

Según los resultados anuales hechos públicos hoy por la compañía, que patrocina al club de baloncesto Joventut, el beneficio bruto cayó un 27%, hasta los 21,83 millones de euros, pese a que el volumen de primas se situó en 537,64 millones, un 23% más que en 2008.

La asistencia sanitaria, el ramo principal de la actividad de DKV, subió en primas el 4,79%, hasta los 308,75 millones de euros, y el 8% en decesos, mientras que descendió casi un 9% y un 5%, respectivamente, en los ramos de accidentes y enfermedad.

Las inversiones del Grupo DKV al cierre del pasado ejercicio ascendían a 546 millones de euros a valor de mercado, con unas plusvalías latentes de 50 millones, y estaban distribuidas entre Renta Fija (79%), inmuebles (13%), fondos de inversión (5%) y tesorería (2%).

La cobertura de las provisiones técnicas arrojó un superávit de más de 192 millones de euros, y el margen de solvencia fue de un 245% sobre el exigido legalmente.

El consejero delegado de DKV, Josep Santacreu, explicó hoy que en las cuentas de 2009 han incidido varios factores determinantes para la reducción de los beneficios.

En primer lugar, Santacreu señaló la ralentización del negocio en los seguros de salud, y el aumento de la siniestralidad en el sector, que en el caso de DKV se concretó en un alza del 6%.

Además, el directivo subrayó que con el desembolso inicial para el proyecto Marina Salud ya se preveía un impacto negativo en las cuentas del pasado año.

El 1 de febrero de 2009, Marina Salud -sociedad participada en un 65% por DKV- comenzó a prestar cobertura sanitaria en la Comunidad Valenciana en virtud del contrato de gestión de servicios públicos firmado con esta comunidad para un periodo de 15 años, que incluye la gestión del hospital público de Denia (Alicante).

Así, el grupo asegurador ha quedado configurado por DKV Seguros, Unión Médica La Fuencisla, ERGO Vida, ERGO Generales -ramo del hogar- y Marina Salud.

En 2009 la compañía sumó casi 80.000 nuevos clientes, en su mayoría funcionarios englobados en la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), que demandaron los servicios de DKV a partir del mes de octubre, cuando Mapfre, Caser, AEGON, el Igualatorio Médico Quirúrgico y Nueva Equitativa dejaron de prestar asistencia sanitaria a este colectivo.

"Nosotros nos hemos quedado porque creemos que este modelo de cobertura no se ha agotado y no se puede desmoronar, y confiamos en que se llegue a un acuerdo de refinanciación. Si desaparece MUFACE, la cobertura sanitaria costará más dinero y en muchas provincias desaparecerá la oferta privada", dijo Santacreu.