Declarada insolvente

El grupo Ploder Uicesa reconoce 53 millones de déficit

La constructora Ploder Uicesa ha reconocido en su solicitud de concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) unas deudas de 241 millones de euros y un valor de sus bienes de 188 millones, lo que arroja un déficit de 53 millones de euros. Así lo señaló ayer el despacho Iure Abogados, que representa a varios afectados por Ploder, que se ha visto obligada a declarase insolvente debido a la crisis del sector y a los impagos de la Administración pública.

Según las cuentas que acompañan a la solicitud de insolvencia, de las que ha informado Iure Abogados, en 2008 el balance de Ploder ascendió a 647 millones de euros, mientras que en 2009 se limitó a 443 millones. El bufete de abogados puso de relieve además la "importante" devaluación de sus derechos de cobro frente a clientes, debido a la crisis económica.

En cuanto al pasivo, también se ha reducido en los últimos meses debido a las "compensaciones de deudas entre Ploder Uicesa y otras empresas del grupo, que se adeudaban recíprocamente cantidades importantes de dinero", señala Iure.

Concurso voluntario

Ploder Uicesa solicitó el concurso voluntario de acreedores tras negociar durante cuatro meses una propuesta anticipada de convenio con los acreedores, consistente en el pago del 60% de la deuda en tres años, que no pudo consensuar y que le llevó a presentar el concurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid.

En su solicitud de concurso, la empresa manifestó su intención de presentar igualmente una propuesta de convenio anticipada, que debería hacerse efectiva antes del 12 de abril, según los cálculos del despacho.