Foro Club Cámara 500

Rajoy advierte a Zapatero que el problema no es pactar sino tomar decisiones

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha advertido hoy al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de que el problema de la crisis económica no es que se pueda alcanzar o no un pacto con los partidos políticos sino que sea capaz de "tomar decisiones y actuar con coraje y determinación".

Rajoy pronunció una conferencia en el Foro Club Cámara 500 que organiza la Cámara de Comercio de Sevilla, aunque previamente intervino en un acto con la dirección del PP andaluz en la que avanzó las líneas generales de su discurso, basado principalmente en la crisis económica y en las recetas para combatirlas.

El presidente del PP se ha referido al documento elaborado por el Gobierno en las reuniones que ha mantenido con los partidos, y sobre el que ha dicho que "no es que esté mal" porque en realidad "lo que está mal es lo que no aparece" en el mismo, ya que se trata de un documento "que no va al fondo del asunto".

"No plantea las recetas adecuadas para resolver los problemas", ha señalado Rajoy, quien ha añadido que hay "cosas aceptables", cuenta con propuestas planteadas previamente por el PP y que "en su día fueron denegadas" por los socialistas, por lo que en líneas generales se trata de algo "para salir del paso".

Lo mismo ocurre con la ley de Economía Sostenible anunciada en mayo y sobre la que ha advertido de que "no va a resolver" ninguno de los problemas de la economía española, según Rajoy, quien ha señalado que los problemas que tiene España ante la crisis son el de confianza, de crédito, de impago de proveedores y subida fiscal.

Ante esta situación, Rajoy ha vuelto a contar que la alternativa del PP está en que se haga una "prioridad" con el control del gasto y el déficit público porque de no hacerlo se está "hipotecando el futuro" al mismo tiempo que se está asfixiando el presente.

De la misma forma, ha abogado por reestructurar el sistema financiero, por poner en marcha una reforma laboral ante unos datos de paro "inasumibles e inaceptables", y la bajada selectiva de los impuestos, sobre todo rechazando de pleno subidas como las del IVA.

En este sentido, durante su conferencia, celebrada en un céntrico hotel sevillano, el presidente del PP ha llegado a decir que la subida del IVA "es el pecado que pagamos por un gasto desaforado, la penitencia que va a pagar el penitente" y ha añadido que "lo peor es que el pecador carece de propósito alguno de enmienda".

Tras recordar que las tres veces que se ha subido han sido con gobiernos socialistas y que esta medida no va a aumentar la recaudación, Rajoy ha sido preguntado durante el coloquio por otros asuntos como el del suelo, sobre el que ha recordado que el récord de inicio de viviendas de España se produjo en 2006 -700.000-.

Ha denunciado la "demagogia" que se hace con este sector, al que ha augurado "mucho porvenir" y se ha definido como "liberal pero no un doctrinario", al tiempo que ha pedido no "demonizar" al sector de la construcción "que en la práctica es el que creó riqueza".

Preguntado por si el PP hizo todo lo que debieron cuando estuvo gobernando, Rajoy ha admitido que su partido no es perfecto pero ha recordado que los gobiernos populares hicieron cuanto pudieron, ya que había una deuda publica elevada, tipos de interés altos ante el que se presentó un ambicioso plan económico.

"Zapatero recibió la mejor herencia económica que nadie recibió jamás", ha advertido el presidente del PP, quien ha afirmado en otro momento del coloquio que el PP defiende el interés general de los empresarios pero también en de los trabajadores "porque son compatibles".

En relación con los sueldos ante una reforma laboral, el líder popular ha recordado que "los convenios los hacen los sindicatos y los empresarios", mientras que a los gobierno solo les corresponde fijar los sueldos de los funcionarios.