En la cumbre internacional de Cancún

Espinosa insiste en la posibilidad de lograr un acuerdo "vinculante" sobre el clima este año

La ministra de Medio Ambiente y presidenta de turno de la UE, Elena Espinosa, insistió hoy en conseguir un acuerdo global y "vinculante" contra el cambio climático en la próxima cumbre internacional que tendrá lugar en Cancún (México) a finales de año, a pesar de que su colega mexicano, Juan Rafael Elvira, descartó esta posibilidad horas antes.

En rueda de prensa durante el consejo de ministros europeos de Medio Ambiente en Bruselas, Espinosa dijo que espera que de la reunión en Cancún se obtenga un "instrumento vinculante" y afirmó que con ese objetivo los Veintisiete trabajarán con México para "establecer pautas de cooperación".

Además ofreció la colaboración de la Unión y de las relaciones bilaterales de sus Estados miembros con terceros países para facilitar "campos de entendimiento" con aquellos con los que haya más dificultades para acercar posturas, siempre desde "la lealtad y la transparencia".

"Entre todos tenemos que conseguir lo que no hemos conseguido en Copenhague", insistió la ministra, en referencia a la reunión del pasado diciembre, cuando se fracasó en los intentos por un acuerdo jurídicamente vinculante, pero se lograron compromisos de financiación para ayudar a los países pobres.

En total, los países ricos comprometieron 30.000 millones de dólares (más de 22.000 millones de euros) entre 2010 y 2012, de los cuales la UE aportará 2.400 millones de euros anuales, y España 125 millones.

A este respecto, Espinosa confió en que esta tarde los ministros de Medio Ambiente logren avanzar en un calendario "más preciso" sobre el modo en que la UE ejecutará el compromiso expresado con los países pobres, con el objetivo de que los jefes de Estado y de Gobierno europeos lo respalden en su próxima cumbre de primavera.

El ministro de Medio Ambiente mexicano está de visita en la capital europea para reunirse con los representantes de la UE y escuchar sus ideas de cara a la conferencia de Naciones Unidas que albergará su país a finales de noviembre y principios de diciembre.

En declaraciones a los medios, Elvira dijo que no espera una decisión "final" aunque también advirtió de que el Gobierno mexicano trabaja para que esa reunión no sea un mero "trámite" en la agenda de la comunidad internacional.

"De momento no pensamos en la presencia de jefes de Estado (en la cumbre), porque si acuden a la cita es porque habrá una conclusión final", admitió. También alertó de que los países en desarrollo y economías emergentes reclaman "señales claras" a los países ricos para acudir a la cita "con algo en mano".