En 2010 continuará "la tensión" en la construcción

El Banco de España pide un mayor esfuerzo en provisiones a las entidades financieras

El director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, aseguró hoy que las entidades financieras españolas deberán hacer "esfuerzos suplementarios" en dotación de provisiones, saneamientos y capitalización, ya que en 2010 continuará "la tensión" en el sector de la construcción.

Roldán hizo esta consideración en el discurso que pronunció ante la Junta Directiva de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), en el que también recomendó a las entidades españolas que sean "más transparentes" y expliquen al mercado su exposición al sector de la construcción, sus problemas de mora y sus estrategias para recuperar los impagos.

A cierre de 2009, la exposición del sistema financiero español (bancos, cajas y cooperativas) al sector de construcción y promoción doméstico era de 445.000 millones de euros, una cifra que Roldán califica de "elevada", aunque aclara que no tiene un "significado claro" por sí misma.

Según Roldán, esos 445.000 millones de euros son un volumen "importante" teniendo en cuenta las dificultades del sector, y representan el 25% del crédito concedido en España el año pasado a familias y empresas -el "sector residente"-, y el 12% del balance consolidado de las entidades de depósito españolas.

Crecimiento de la mora en 2010

Añadió que lo más probable es que en 2010 siga creciendo la mora del sector, que cerró el pasado ejercicio en el 9,6%, "teniendo en cuenta que tanto la economía como el sector se encuentran todavía en una situación complicada", aunque es difícil (por no decir imposible) predecir hasta dónde, dijo.

Según Roldán, si sumamos el crédito moroso y el subestándar de los sectores de construcción y promoción, y le añadimos todas las adjudicaciones, las daciones en pago y las adquisiciones, la cobertura con provisiones específicas alcanza para este conjunto el 25%, aproximadamente.

Indicó que, si sumamos la dotación genérica a diciembre de 2009, esa cobertura alcanzaría el 35%, lo que asegura que "el conjunto de las entidades podrían deshacerse de su cartera problemática de promoción y construcción percibiendo el 65% del valor en libros de las garantías sin que se registrase ninguna pérdida en la cuenta de resultados, explica Roldán.

El responsable Regulación del supervisor español admite que el actual sistema de provisiones esté sujeto a debate y que quizá deba ser revisado debido al tiempo transcurrido desde su aprobación, en 2004, aunque deja claro que si se puede criticar es precisamente porque es de dominio público, algo "único entre los sistemas financieros de nuestro entorno".

La semana pasada saltaba la polémica en relación a este asunto, tras asegurar el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro, que las entidades financieras "nunca recuperarán" el 30% de la deuda que ha contraído con ellas el sector inmobiliario, y que asciende a unos 97.500 millones de euros.