El plan de remodelación se prolongará hasta 2014

Mutua invierte 100 millones en reformar 12 edificios en Madrid

Mutua Madrileña remoza 12 de sus edificios más emblemáticos ubicados en la capital española. Invertirá más de 100 millones de euros hasta 2014 para poner al día estas propiedades, que suman 130.000 metros cuadrados.

Uno de los grandes caseros españoles pone a punto sus propiedades. Mutua Madrileña acaba de iniciar un plan integral de remodelación de inmuebles. El proyecto es especialmente llamativo porque la compañía es propietaria de algunos de los edificios más singulares del Paseo de la Castellana de Madrid, así como de otros repartidos por Barcelona, Sevilla, La Coruña, Oviedo y Valladolid.

El plan de actuación programado por Mutua contempla obras en 12 construcciones de la capital española. Son las ubicadas en los números 31, 36, 50 y 110 del paseo de la Castellana, 3 de la plaza del Marqués de Salamanca, 4 de la calle de Goya, 4 de la calle de Edison, 22 de la avenida de Europa, 2 de la plaza de Colón, 15 de la carrera de San Jerónimo, 6 de la calle de Fortuny y otra en la plaza de Manuel Gómez Moreno (Azca). Su superficie alquilable conjunta ronda los 130.000 metros cuadrados.

La inversión prevista para los próximos cuatro años supera los 100 millones de euros. Ya han comenzado las obras en el edificio Pirámide, las Torres de Colón así como en Fortuny, 6. Los trabajos afectarán tanto el interior de las oficinas como a las zonas comunes y técnicas.

Inquilinos de renombre

Muchos inquilinos de Mutua son ilustres. Algunas de las compañías cuyo día a día se verá afectado por espátulas, taladradoras y brochas son Barclays, los bufetes Clifford Chance y Freshfields, la correduría de seguros Willis y la firma de moda Prada.

Las reformas buscan mantener al día la calidad, la funcionalidad y el confort de las instalaciones revisadas. De hecho, uno de las intenciones de la aseguradora es introducir tecnología puntera en los edificios para fomentar el ahorro energético.

Mutua Madrileña es propietaria de 55 activos inmobiliarios entre los que figuran oficinas, locales y aparcamientos. Suman una superficie de 240.000 metros cuadrados. De hecho, 26 son edificios completos. El valor contable de estas construcciones ascendía al cierre de 2008 a 897 millones de euros. Su precio de mercado estaba estimado entonces en 1.632 millones.

El grupo confía la administración de su patrimonio material a Mutua Inmobiliaria. Esta filial está dirigida por Emilio Colomina. Las inversiones materiales reportaron a la compañía 42,5 millones de euros en 2008. De esta cantidad, 33,4 millones correspondieron al negocio típico de alquiler. El índice de ocupación de las oficinas de Mutua fue próximo al 96%, tanto en 2008 como en 2009.

La reforma de cada edificio se desarrollará como un proyecto individual. En cada caso se efectuará un concurso inicial de arquitectos e ingenieros. Una vez adjudicado, se realizará otro concurso para encomendar la ejecución de la obra a una empresa de construcción y reformas.

La apuesta de Mutua se produce en un momento delicado para el alquiler de oficinas. Expertos de la consultora Knight Frank calculan que las rentas de este segmento disminuyeron entre un 20% y un 30% el pasado ejercicio, y vaticinan que los descensos se prolongarán aún algunos meses.

París, Londres, Berlín

Mutua Madrileña sabe que posee auténticas joyas inmobiliarias en la capital de España. Entre ellas destaca la Torre de Cristal. Pero también es consciente de que debe diversificar su patrimonio. Por eso, el año pasado se propuso comprar oficinas en grandes capitales europeas. Su búsqueda prosigue.