Receptores televisivos

Samsung planta cara a Sony en 3D

Anuncia la venta de televisiones en tres dimensiones en Estados Unidos

Un visitante observa un televisor Samsung en una feria de electrónica
Un visitante observa un televisor Samsung en una feria de electrónica

La tercera dimensión no se queda sólo en los cines. El éxito de Avatar, que ha provocado el estreno de un aluvión de películas en 3D -hayan sido o no concebidas en este formato-, va a propiciar que la siguiente batalla se traslade a los receptores televisivos. Si el martes el gigante nipón de la electrónica Sony avanzó su intención de vender sus primeros televisores 3D el próximo junio en Japón, ayer fue la firma surcoreana Samsung quien ha comunicado la comercialización de sus televisores 3D en Estados Unidos, dentro del plan de ventas de la televisión en tres dimensiones para todo el mundo.

Aunque los televisiones en 3D de Samsung ya se podían adquirir desde hace unos días en Estados Unidos a través de Amazon, y también se admitían pedidos en otras páginas webs, la empresa ha dado un paso adelante en su estrategia y ha anunciado que estos productos ya están disponibles en las tiendas minoristas de todo el país. A tal fin, la compañía quiere hacer más atractivo el producto y planea regalar a los compradores de televisiones HD 3D LED la saga de películas de animación Shrek y dos pares de gafas especiales para disfrutar de los contenidos en tres dimensiones. Esta oferta también será válida para quienes adquieran su reproductor 3D Blue-ray o su sistema de cine en casa.

Asimismo, dicha oferta incluirá una versión especial para esta tecnología de reproducción del largometraje Monsters vs Aliens, gracias a un acuerdo de colaboración con la productora de Steven Spielberg DreamWorks.

Competencia

Este nuevo paso de la compañía surcoreana coincide con la comercialización de los televisores de Sony en 3D en Japón. Son al menos ocho modelos con pantallas de entre 40 y 60 pulgadas, justamente cuando sea la víspera del comienzo del Mundial de Fútbol de Sudáfrica. La razón de esta fecha es que algunos de los partidos serán retransmitidos en 3D por la propia empresa nipona. De esta forma, el próximo 16 de julio llegarán a las tiendas los televisores 3D de 52 y 60 pulgadas de la misma serie, bautizada como "Bravia". Acerca del precio, el modelo de 40 pulgadas rondará los 290.000 yenes (2.370 euros), mientras que el de 46 será de unos 350.000 yenes (2.860 euros), el de 52 pulgadas de unos 430.000 yenes (3.500 euros), y el de 60 de cerca de 580.000 yenes (4.740 euros).

Lo ineludible de la tercera dimensión es que ésta vaya acompañada de sus correspondientes gafas, para poder disfrutarla en condiciones. Así, Sony ha decidido que cada aparato incluya dos pares de gafas para ver las imágenes tridimensionales. Según Sony, el televisor permitirá, además, realzar algunas imágenes y crear la impresión de profundidad, aunque dichas imágenes no estén grabadas en formato 3D.

La competencia marca las ofertas de los productos

En esta guerra por la 3D, otras compañías también han afilado sus armas. Así, Panasonic se ha aliado con la cadena de tiendas Best Buy para promocionar, al igual que Samsung, la venta de televisores en tercera dimensión en Estados unidos desde ayer, con descuentos que alcanzan el 50% en determinados modelos. Además, Panasonic ya ha anunciado su intención de comercializar su primer televisor tridimensional en Japón el próximo abril.

Sony ha declarado igualmente que prepara una actualización del software de su consola Playstation 3 para que sea compatible con contenidos en esta dimensión. En los últimos meses se ha iniciado una carrera por hacerse con un hueco en el mercado de la televisión en 3D al preverse un fuerte aumento de las ventas.