Distribuirá dividendo

Eon mantuvo resultados en un año marcado por fuertes desinversiones

Los resultados de Eon estuvieron marcados el año pasado por las desinversiones en activos de generación a las que le obligó la Comisión Europea, por las que obtuvo 3.500 millones. Esto se tradujo en importantes extraordinarios y, a su vez, en un descenso de los ingresos.

Pese a la crisis económica, el grupo alemán logró mantener en 2009 su beneficio bruto de explotación en los niveles del año anterior: 13.526 millones de euros, que supusieron un aumento del 1%. El resultado neto sin extraordinarios desciende un 4,8%, hasta sumar 5.600 millones de euros, si bien, contabilizados los ingresos por desinversiones, su beneficio alcanzó los 8.396 millones de euros.

Eon ingresó el año pasado 3.500 millones procedentes de las ventas de activos de generación exigidos por la Comisión Europea; de los intercambios de activos de yacimientos de gas con Gazprom y de la venta de la sociedad Thüga. Aunque logró mantener su nivel de Ebitda, estas desinversiones se tradujeron también en una caída de los ingresos del 6%, hasta 81.817 millones de euros.

El grupo ha acordado distribuir un dividendo de 1,5 euros por acción, lo que supone un pay out del 53,6%.

La filial española del grupo alemán facturó 1.346 millones en 2009

El año pasado Eon invirtió 11.994 millones, la mitad que en el ejercicio anterior, mientras que su ratio de endeudamiento (3,3 veces el Ebitda) se redujo ligeramente. Para 2010, la compañía espera que el resultado se mantenga en niveles similares a los de 2009, según declaró su presidente, Wulf Bernotat en una rueda de prensa celebrada ayer en Düsseldorf.

El grupo alemán, que compró a Enel su antigua filial española, la cántabra Viesgo, y dos centrales de Endesa, facturó el año pasado en España 1.346 millones en España, donde puja por el cuarto puesto del mercado eléctrico con HC Energía, informa Europa Press. El Ebitda de Eon España sumó 227 millones y las inversiones ascendieron a 275 millones.

Para mediados de este año prevé poner en marcha el ciclo combinado de Algeciras, de 800 MW, con el que elevará su potencia instalada a 4.200 MW. En el mercado libre su tiene una cartera de 20.000 clientes empresariales, mientras que su comercializadora de último recurso, que suministra con tarifa a clientes domésticos, cuenta con los 580.000 clientes transferidos de su propia distribuidora tras la liberalización de julio de 2009.