Hasta 7.054 millones de euros

La crisis reduce a la mitad la facturación del leasing en 2009

La inversión financiada durante 2009 bajo la modalidad de arrendamiento financiero (leasing) alcanzó 7.054 millones de euros en el ejercicio 2009, lo que supone un descenso del 50% en relación al año anterior y un retroceso a las cifras de 1998.

Según informó hoy la Asociación Española de Leasing (AEL), de este total de inversión, 5.337,5 millones estuvieron destinados a operaciones de leasing mobiliario y otros 1.716,5 millones a leasing inmobiliario.

"La falta de demanda de las empresas españolas, originada por la crisis económica en la que nos encontramos, ha provocado un retroceso en la inversión total y en lo que a operaciones se refiere", destacó la asociación.

Este volumen se alcanzó a través de los 110.406 nuevos contratos formalizados, que se destinaron -en su mayor parte- a cubrir las necesidades de financiación de pymes y profesionales de España, indicó la AEL, tras incidir en que se registró un descenso medio del 20% en el importe de dichos contratos.

Pequeñas y medianas empresas, profesionales y emprendedores de todo el país han empleado esta fórmula de financiación para optimizar sus instalaciones y ganar ventaja a la espera de una coyuntura económica favorable, recalcó la AEL.

La inversión viva al cierre de 2009 descendió un 12%, hasta 36.954 millones de euros. Desglosada, la inversión viva de leasing mobiliario alcanzó los 23.719 millones de euros (-18%) y la de arrendamientos financieros inmobiliarios los 13.225 millones de euros (-0,38%).

Todas las comunidades autónomas sufrieron una caída en la inversión con respecto a 2008, pero la Rioja fue la más afectada, con un descenso del valor de las operaciones del 75%, seguida por Canarias (-69%), y Murcia (-63%).

El descenso en todo el territorio nacional se situó en el 50%, mientras que en Cataluña y Madrid la disminución se estableció en el 19% y el 34%, respectivamente.

LA AEL subraya que entre las ventajas fiscales del producto destaca la financiación del 100% del bien, un plazo medio mas favorable al arrendatario y mas próximo a la vida útil de los bienes objeto de la financiación, así como el fraccionamiento del pago del IVA en el número total de cuotas.