Barómetro del CIS

La preocupación por el paro baja y aumenta la inquietud que generan los políticos

La preocupación de los ciudadanos por el paro descendió levemente el pasado mes de febrero, pero sigue en máximos históricos de la década, al ser citado el desempleo como el mayor problema por el 81,8% de los españoles en el último barómetro del CIS.

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, dada hoy a conocer, apunta además que los españoles están cada vez más inquietos por su clase política, que sube al tercer puesto dentro de la relación de problemas, citado por el 16,8%, y también por la situación económica y el futuro de sus pensiones.

Tras el paro, que en el barómetro precedente había alcanzado, con un 82,7%, el récord estadístico de la década, los encuestados mencionan la economía, con un 47,8%. A gran distancia quedan la clase política y los partidos, que considera un problema el 16,8%, cuatro puntos más que en el mes de enero; le sigue en cuarto lugar la inmigración (16,5%) y el terrorismo, que menciona el 12,5%, dato que rebaja en 5,1 puntos el porcentaje anterior.

Preguntados por los tres problemas que más le afectan personalmente, repiten el desempleo en primer lugar (42,0%) y la economía en segundo (39,2); después se sitúan la vivienda (7,7) y las pensiones, con un 7,0%.

La encuesta se realizó entre el 5 y el 14 de febrero a 2.491 ciudadanos, justo una semana después de que el Gobierno anunciara su propuesta de prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años.

Por un lado, el dato de la preocupación por el desempleo es el segundo peor de la década, tras el de comienzos de 2010, y, por otro, el pesimismo sobre la situación económica escala hasta una cifra desconocida en los últimos años, porque el 78% de los ciudadanos opina que la coyuntura es "mala" o "muy mala".