La reforma laboral 'puede llegar a buen término'

Cuatrecasas aboga por concretar las causas económicas que permiten el despido objetivo

Cuatrecasas abogó hoy por la necesidad de concretar la regulación que determina las causas económicas objetivas que permiten aplicar despidos procedentes por motivos empresariales, dada la complejidad y el coste que supone aplicar la legislación vigente.

"Lo necesario es una reinterpretación de la norma, ya que se sigue aplicando el criterio antiguo que exigía sumar tres años de pérdidas para poder despedir", explicó el presidente del Instituto Internacional Cuatrecasas de Estrategia Legal en Recursos Humanos, Salvador del Rey, quien analizó la futura reforma laboral junto al director de instituto, Fernando Moreno.

Respecto a añadir la morosidad como causa económica de despido, tal y como reclamaba ayer la Federación de Asociaciones de Autónomos (ATA), Del Rey señaló que lo urgente es "replantear el marco regulatorio" de las cuatro existentes -producción, tecnología, organización y economía- para adaptarlo "a la actual situación de crisis económica".

Asimismo, el abogado recalcó la necesidad de adaptar la doctrina interpretativa que el Tribunal Supremo ha fijado ya en numerosas sentencias del artículo 52.C de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, que establece estas causas de despido, dando viabilidad al despido objetivo por pérdidas generalizadas de la empresa.

Según explicó Del Rey, con la ley actual muchos empresarios optan por acudir al despido improcedente, lo que supone abonar 45 días por año trabajado en lugar de los 20 días del despido objetivo, dada "la dificultad" que supone demostrar las causas económicas.

Además, el empresario está obligado a dar un preaviso de 30 días al trabajador y a abonar un salario de tramitación. Durante este periodo de un mes, el empleado tiene derecho a denunciar la situación ante los tribunales, lo que retrasa mucho la resolución del conflicto.

Por otro lado, los abogados de Cuatrecasas valoraron positivamente tanto el acuerdo de negociación colectiva firmado entre los sindicatos y la CEOE como la propuesta presentada por el Gobierno para reactivar el diálogo social. "Parece que esta reforma puede llegar a buen término", apuntó Moreno.

Respecto a otras medias incluidas en las dos propuestas, Cuatrecasas consideró que los contratos a tiempo parcial deberían aplicarse dependiendo de los sectores de actividad y concretarse en la negociación colectiva para evitar que "la conciliación que se pretende acabe en discriminación hacia la mujer".

Asimismo, los abogados se mostraron a favor de perfeccionar las actuales figuras de contratación para jóvenes - contrato de formación y de prácticas-, de fomentar la colaboración entre los agentes privados de búsqueda de empleo con el INEM y de aplicar medidas concretas para controlar el absentismo laboral.