En los próximos diez años

Unesa dice que la propuesta del Gobierno sobre energía disparará la tarifa eléctrica

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) considera que la propuesta del Gobierno en materia de energía incluida en la negociación sobre un pacto político para la recuperación económica y la creación de empleo recoge unas previsiones de desarrollo del sector en los próximos diez años que dispararán la tarifa eléctrica.

Fuentes de la patronal eléctrica indicaron a Europa Press que esta idea aparece recogida en un informe de Unesa acerca del documento del Gobierno, en el que además se deja constancia de que la propuesta del Ejecutivo no viene acompañada de una memoria económica acerca de "cuánto cuesta poner en marcha el modelo".

Si bien el coste de la energía podría bajar de precio, el desarrollo de fuentes renovables tendrá un impacto sobre el componente de costes regulados de la tarifa y, a juicio de Unesa, provocará una "subida muy fuerte en las tarifas de acceso".

El 'mix' propuesto, aseguran las fuentes, "no es sostenible" y difiere de las prospectivas realizadas por Unesa, que considera además "excesivo" el peso que se da a fuentes como la eólica marina o la solar y que advierte de que los ciclos combinados, con la entrada de renovables, habrán de funcionar muchas menos horas al año, lo que pondrá en riesgo su rentabilidad.

La patronal ve además incoherente que el aumento de potencia de renovables venga acompañado de un incremento en los megavatios de ciclos combinados, lo que no hará sino ahondar en el problema de "ociosidad" al que se enfrenta esta tecnología. "Subir las renovables y también la potencia convencional no garantizará la rentabilidad", advierten las fuentes.

En el documento presentado a los grupos parlamentarios, el Gobierno recoge una propuesta de composición del 'mix' energético en 2020 en el que la energía eólica se habrá convertido en la principal fuente, con un 22,3%, por delante del 16,7% del gas natural, del 15% de la nuclear, del 12,4% de la cogeneración a partir del gas natural, del 9,3% del carbón, del 9,1% de la hidroeléctrica y del 8% de la solar.

En 2020 habrá 74.547 megavatios (MW) renovables en España, frente a los 39.721 MW de cierre de 2009, de los que 40.000 MW serán eólicos (35.000 MW en tierra y 5.000 MW en mar), frente a la potencia actual de 18.300 MW, todos ellos instalados en tierra.

La hidroeléctrica aumentará en 473 MW, hasta 16.662 MW, mientras que la solar pasará de 4.165 MW actuales a 15.685 MW. La biomasa, el biogás y el resto de las fuentes renovables alcanzarán los 2.200 MW, el doble de los 1.067 MW actuales.