Valor destacado

Reyal Urbis sube un 9% en Bolsa tras refinanciar gran parte de su deuda

La respuesta del mercado al anuncio de la refinanciación de su deuda no se ha hecho esperar. Las acciones de Reyal Urbis se han revalorizado hoy un 9%, hasta los 3,45 euros.

La inmobiliaria Reyal Urbis ha llegado a un acuerdo con sus principales acreedores para refinanciar la mayor parte de su deuda por un importe total de 4.582 millones de euros, tal y como comunicó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ayer por la noche.

El acuerdo de refinanciación incluye el crédito sindicado suscrito por la inmobiliaria en octubre de 2006, cuya fecha de vencimiento se extenderá hasta 2015; la mayoría del endeudamiento financiero bilateral de la sociedad y de su filial portuguesa, y los instrumentos de cobertura suscritos por Reyal Urbis.

Las diez principales entidades participantes en el crédito sindicado han remitido el acuerdo de refinanciación al resto de los acreedores para que se sumen a esta propuesta.

Según el documento enviado a la CNMV, los acreedores podrán reducir la cantidad que Reyal Urbis les adeuda, e incluso cancelar el crédito, mediante la compra de activos no estratégicos de la inmobiliaria.

Coincidiendo con la refinanciación la deuda, la inmobiliaria ha preparado un nuevo plan de negocio con el objetivo de adaptarse a las actuales condiciones del mercado.

Este plan consistirá en la reducción de las inversiones y el desarrollo de promociones de viviendas, así como en la contención de gastos.

Además, Reyal Urbis se ha comprometido con sus acreedores a nombrar a un responsable que garantice el correcto funcionamiento tanto del proceso de refinanciación como del desarrollo del nuevo plan de negocio.

La refinanciación del crédito sindicado, que es la deuda adquirida en 2006 para la compra de Urbis, incorpora un crédito puente de hasta 75 millones de euros que dará a la empresa la liquidez necesaria para poner en marcha el nuevo plan de negocio y que se amortizará a través de desinversiones.

Los intereses derivados del crédito sindicado se cubrirán mediante un nuevo préstamo, de unos 246 millones de euros, cuya amortización final está fijada en diciembre de 2016.

Otro tramo del crédito sindicado, de 77 millones de euros, será el encargado de atender los intereses devengados de los préstamos en régimen de leasing (principalmente hipotecas por inmuebles en alquiler) y de los avales.

Para cubrir los pagos a los avalistas los acreedores pondrán en funcionamiento un nuevo tramo de crédito valorado en 13 millones de euros.

Por su parte, la financiación bilateral, que es la que va asociada al funcionamiento normal de la compañía para el desarrollo de los proyectos, estará desde ahora sujeta a un nuevo marco.

Las nuevas condiciones establecen que los intereses de la financiación bilateral sean los mismos que los del crédito sindicado y que no se realizará ningún pago antes de la primera amortización de este, es decir, hasta junio de 2013.

Además, prevé que los intereses derivados de la financiación bilateral se cubran con un nuevo préstamo o mediante la capitalización de esa misma deuda.

Esta propuesta de refinanciación esta sujeta a tres condiciones previas: la aprobación por todos los acreedores de la compañía, el informe favorable de un experto independiente y a la cancelación de la deuda que la inmobiliaria tiene con su sociedad matriz.

La inmobiliaria ha sido la estrella del mercado continuo al revalorizarse un 9% y despedir la sesión en 3,45 euros.