Crisis del mercado de coches de lujo

Lamborghini pierde 35 millones de euros en 2009

El fabricante italiano de súper deportivos Lamborghini, filial de Audi y perteneciente al grupo Volkswagen, cerró el pasado año con unas pérdidas antes de impuestos de 35 millones de euros, como consecuencia del impacto de la crisis económica en el mercado de automóviles de lujo, anunció hoy la compañía.

Lamborghini registró en 2009 una cifra de negocio de 281 millones de euros, un 41,3% menos que en el ejercicio precedente, mientras que sus ventas experimentaron una disminución del 37,7%, pasando de 2.430 a 1.515 unidades.

La firma explicó que la crisis provocó una caída de la demanda de coches de lujo, especialmente en Europa y Estados Unidos, que incluso se acentuó en la última parte del año. Además, la debilidad del dólar y el peso del mercado estadounidense perjudicaron los resultados de la empresa.

No obstante, Lamborghini ratificó su estrategia a largo plazo y subrayó que ha financiado con recursos propios todas las inversiones realizadas. De hecho, en 2009 la empresa invirtió un 32% más en investigación y desarrollo (I+D), pese a la adversa coyuntura.

En este contexto, Lamborghini adoptará medidas para adecuar su producción a la baja demanda. Así, la marca recurrió a principios de año a una reducción del tiempo de trabajo semanal para 300 empleados, y no descarta utilizar nuevamente esta herramienta.

En todo caso, la compañía mantiene su compromiso de lanzar al menos un nuevo producto cada año. La firma acaba de presentar en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra el nuevo Lamborghini Gallardo LP 570-4 Superleggera, que saldrá a la venta en las próximas semanas.