Un gancho para arañar consumidores

Media Markt reincide en su campaña 'sin IVA'

Repite la promoción por tercera vez para atraer clientes

Media Markt reincide en su campaña 'sin IVA'
Media Markt reincide en su campaña 'sin IVA'

El IVA se ha convertido en un arma arrojadiza con la que atraer clientes. Algunas compañías ya han anunciado que no tienen intención de repercutir la subida de este impuesto prevista para el próximo julio y otras, como Media Markt, consideran que puede ser un gancho para arañar consumidores perezosos.

La filial de la multinacional alemana Metro ha vuelto ha acelerar una agresiva estrategia comercial que le lleva a tener los precios más bajos que su competencia y a hacer descuentos puntuales que, para algunos operadores del sector, pueden rebajar al mínimo el margen de beneficio.

El último día sin IVA de Media Markt se llevó a cabo ayer en toda España y conllevó un adelanto del horario comercial del grupo, que abrió sus puertas a las 8 de la mañana. Además, en Albacete y en la Comunidad de Madrid la operación de marketing se prolongó un día más, ya que también se desarrolló el domingo 7, aprovechando el día de apertura en festivo.

Pero no es la primera vez que Media Markt pone en marcha esta campaña. En España ya la llevó a cabo en 2007 y 2009. La compañía alemana no desvela la efectividad de este tipo de iniciativas, lo cierto es que ha vuelto a repetirla este año. Sin embargo, en los últimos meses la rebaja de precios dentro del sector de la tecnología y los electrodomésticos se ha hecho notar.

Por ello, la posibilidad de realizar descuentos del 16% de manera prorrogada parece poco factible. La empresa apunta que la campaña del día sin IVA se ideó en las oficinas de la matriz germana y que tanto en este país como en otros de la Unión Europea también se han desarrollado ofertas similares.

Aunque el reclamo comercial sea la devolución del impuesto, lo cierto es que la empresa se guarda las espaldas y en la letra pequeña deja muy claro que todos sus productos incluyen el IVA. Es decir, recorta sus precios un 16% en un descuento puntual e improrrogable que luego viste con el disfraz de la eliminación del impuesto.

La empresa alemana reconoce que la creación de campañas de promoción agresivas es una de sus señas de identidad. "Seguimos la política de la compañía a nivel europeo", justifican desde la filial. "Nuestra marca siempre se ha caracterizado por campañas agresivas y a la vez cómicas, con nuestro principal objetivo, que es para atraer la atención del cliente", explican.

No en vano, el lema Yo no soy tonto despertó recelos tanto por parte de los consumidores como de la competencia. Además, también ha motivado críticas en algunos fabricantes.

Por ejemplo, la semana pasada la multinacional Google tuvo que aclarar que las unidades de su dispositivo móvil Nexus One que se vendían en algunos establecimientos de Media Markt habían llegado al mercado por una vía no oficial -es decir, habían sido comprados por la cadena en países donde ya está a la venta-, con lo que carecía tanto de la garantía de funcionamiento como de las condiciones de estas unidades.

La cifra

52 tiendas tiene Media Markt en España. Todas realizaron ayer el día sin IVA, menos en Madrid y Albacete, que también lo hicieron el domingo.

Un grupo que basa su estrategia en el precio

Media Markt es uno de los dos brazos comerciales del grupo alemán Metro en distribución de tecnología. Pero mientras Saturn trata de posicionarse en la oferta de las últimas novedades del sector, Media Markt trata de copar el nicho del precio. Es decir, una gama de productos reducida pero a precios más competitivos que la competencia gracias a las grandes compras en volumen que pacta con sus proveedores.

Esta gestión dual ha tenido resultados. Según la memoria de 2008 (la última publicada, pero anterior al pico de la crisis), el volumen de negocio del grupo Media Markt Saturn avanzaba a un ritmo del 33%, desde 58,1 millones de euros que facturó en 2007 hasta los 77,8 que ingresó un año después. Un crecimiento que en gran medida se sustentó en las nuevas aperturas. Esta evolución de sus ventas se tradujo en un beneficio de 49 millones de euros. Sin embargo, algunas de las divisiones de la filial española no revelan una situación tan positiva.

El grupo explica en su memoria que en 2008 renovó préstamos participativos por valor de 14,2 millones de euros y, además, otorgó adicionalmente nuevos préstamos por valor de 24,5 millones de euros a determinadas filiales para restablecer su equilibrio patrimonial. Aunque estos créditos no suponían peligro para Media Saturn al ser dentro del grupo. La multinacional asegura en su memoria que, a pesar de la crisis, su plan de expansión a través de nuevas aperturas iba a continuar.