Para invertir

El negocio en el exterior, motor del Ibex 35

Las grandes cotizadas ya ganan más fuera de España que en el mercado doméstico. Los analistas avistan nuevas oportunidades, especialmente en América Latina

El negocio en el exterior, motor del Ibex 35
El negocio en el exterior, motor del Ibex 35

Los resultados anuales de las empresas del Ibex han confirmado el peso creciente del mercado extranjero en el negocio, que en 2009 supuso por primera vez más del 50% de las ventas, el 52%. Latinoamérica tiene un papel destacado en ese porcentaje, especialmente en el sector bancario y de telecomunicaciones. Los expertos señalan que es una manera indirecta de invertir en mercados emergentes, reduciendo el riesgo del tipo de cambio, y a través de empresas con un negocio muy diversificado.

El peso de las exportaciones ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años; en 2003 suponían el 34% de los ingresos. Además de la propia diversificación de las empresas, la crisis económica ha forzado el desplazamiento de los ingresos. Así, de los 203.802 millones que sumaron en 2008 las ventas de las empresas del Ibex (excluida ArcelorMittal) en España, se ha pasado en 2009 a 180.107 millones, un 12% menos. Las ventas en el extranjero se han reducido sólo un 2%, de 199.682 millones a 195.565.

Lorenzo Dávila, jefe del Departamento de Investigación del Instituto de Estudios Bursátiles, considera que el Ibex 35 es ya "un índice híbrido", que no depende sólo de la economía española y que, por ello, se beneficia del mejor momento económico de otras partes del mundo.

El mercado extranjero supone el 52% de las ventas de las compañías del selectivo

Oddo Securities considera que las empresas con mayor exposición a Latinoamérica son las que mejor se van a comportar en Bolsa. No obstante, es difícil calcular en qué medida el negocio de los miembros del Ibex depende de América Latina. En la información pública facilitada a la CNMV se divide la cifra de negocios entre España, zona euro, OCDE (que incluye México), y el resto del mundo, es decir, no se detallan cifras de Latinoamérica. Los principales países donde las empresas españolas han invertido son Brasil -que presenta las mejores expectativas-, México, Chile, Argentina y Venezuela.

Las grandes del Ibex

Las principales empresas del Ibex son también algunas de las que más ingresan gracias a las exportaciones. El Santander obtiene el 20% de su beneficio atribuido en Brasil, y el 16% en el resto de Latinoamérica. Es el primer banco de Chile. El BBVA obtiene el 27% de su margen neto en México y el 18% en América del Sur. "El beneficio operativo de BBVA en México es el 65% del total del sistema bancario del país", destaca Javier Martínez-Canut, gestor de Renta Variable de Deutsche Bank. "El crecimiento de la banca española allí es orgánico, va unido a la progresiva bancarización de los mercados", explica el experto.

El sector financiero y el de telecomunicaciones son los que más potencial de crecimiento ofrecen, señala Mario Lodos, analista de Banco Sabadell, "dado que se derivan en mayor medida del consumo, que esperamos que mejoren conjuntamente con el PIB de estas economías". Telefónica, que obtiene el 41% de los ingresos del grupo en Latinoamérica, "tiene mucho que desarrollar en Brasil", apunta Martínez-Canut. Entre otros proyectos, pretende integrar su negocio de línea móvil con el de línea fija. Además, recuerda, en México "se van a dar nuevas licencias de móvil y 3G". El resultado operativo en Iberoamérica de Telefónica creció un 11,5% en 2009 respecto al año anterior, mientras bajaban el de España y Europa.

Pero la empresa que más está creciendo en Latinoamérica es, a juicio de Mario Lodos, OHL. En 2009, creció un 58% en ventas y un 35% en Ebitda, situándose este último en el 37%. Brasil es el principal país de su división de concesiones, y las autovías y autopistas suponen el 58% de las ventas en todo el mundo.

Infraestructuras

En el apartado de infraestructuras, otras empresas bien colocadas son Acciona, ACS y Sacyr, que ganó el año pasado la ampliación del canal de Panamá. Lorenzo Dávila, Jefe del Departamento de Investigación del Instituto de Estudios Bursátiles también ve posibilidades a Ferrovial, "aunque está más centrada en otros mercados". Una de las primeras en expandirse a Iberoamérica fue Repsol, al comprar la argentina YPF. Ahora es Brasil el que más perspectivas le ofrece, con los pozos petrolíferos en el mar, en los que tiene una participación del 20%, y que a tres años vista pueden suponer el 30% de su explotación y producción.

En el sector energético latinoamericano destacan también Gas Natural (25% de sus ingresos) y Endesa (43%). Iberdrola tiene el 14%. En 2009 su producción de energía en Latinoamérica creció sólo un 2,5%. Iberdrola Renovables está más enfocada a Estados Unidos, aunque también tiene una pequeña presencia en México. "Es un sector que se mueve mucho por los compromisos gubernamentales", explica Martínez-Canut. "Algunos países están empezando a mover proyectos", como la mencionada México, Brasil, Argentina y Chile. Este nuevo mercado también presenta oportunidades para Gamesa, que podría suministrar equipos a promotores medianos y pequeños, su objetivo comercial actual.

Redes eléctricas

Para Abengoa, que tiene ya el 22% de sus ventas en el continente, el negocio está en las concesiones para construir redes de electricidad. "Está muy bien colocada", señala el analista de Deutsche Bank. Y Técnicas Reunidas, que exporta el 80% de su ventas, el 60% fuera de la OCDE, está pendiente de las refinerías que necesita México, que ha aprobado un nuevo plan nacional de hidrocarburos. Además la empresa de ingeniería ya ha trabajado junto a Pemex, la petrolera mexicana.

Otros sectores también están bien representados. Mapfre ya es el tercer asegurador América Latina y el primero en el ramo de no vida. Las exportaciones a todo el mundo son el 75% del negocio de Grifols, y en Latinoamérica vendió un 50% más el año pasado. Inditex tiene muchas oportunidades de crecer, pues tiene 361 tiendas (en toda América, EE UU incluido), frente a las 3.710 que tiene en Europa.

Fuera del Ibex, Sol Meliá obtiene cerca del 40% del beneficio en América Latina con sus complejos en el Caribe, Punta Cana, Playa del Carmen y Venezuela. Prosegur genera el 35% de su negocio, y el 15% en Brasil, mientras que Viscofán obtiene el 15%. ¿Cabe la posibilidad de expansión para otros sectores, como el alimentario con Ebro Puleva, que casi no exporta a Latinoamérica? "En producto elaborado habría margen, pero a corto plazo no lo veo", opina Lorenzo Dávila.

Otros mercados emergentes como China e India aún no tienen el peso suficiente para que muchas compañías detallen el volumen que representan en su negocio. OHL está estudiando diversas concesiones en ambos países. Para Acerinox supone el 18% de su facturación (frente al 14% de 2008), y Grifols vendió un 45% más en Asia en 2009.

Fusiones y Bolsas al alza

Las Bolsas de América del Sur y México encabezan las subidas de los últimos doce meses en el mundo. El índice Mexbol ha ganado un 87%, mientras el Bovespa brasileño ha subido un 84%. En lo que va de 2009, sin embargo, el Bovespa ha subido sólo un 0,17% y el Mexbol, un 0,93%. El índice general de la Bolsa de Chile ha ganado casi un 6% en el año, mientras el de Venezuela ha crecido más de un 3%.

El año ha comenzado en el continente dominado por las fusiones y adquisiciones, informa Bloomberg, especialmente en el sector de telecomunicaciones, alimentario y los servicios. La mexicana América Móvil ha comprado Carso Global Telecom por 19.000 millones de euros, la mayor operación en la región y la segunda mayor en el mundo. En lo que va de año se han anunciado acuerdos en la zona por valor de 53.000 millones de euros, la mayor cantidad registrada por Bloomberg en 10 años. Además, es la única región donde han crecido las transacciones desde el 1 de enero.

Las empresas europeas también están comprando en Iberoamérica. La holandesa Heineken ha comprado la cervecera Fomento Económico Mexicano por 5.700 millones de euros. "Al tiempo que los inversores internacionales están buscando oportunidades en Brasil", señala Daniel Winstein, de Goldman Sachs en São Paulo, "las compañías locales buscan sinergias en otros países y se están consolidando en sus países para atraer capital a un coste menor".

El riesgo del cambio de divisa

Tradicionalmente, el principal riesgo de Latinoamérica era la inestabilidad política, jurídica y económica. Pero ese riesgo ha quedado muy diluido frente al potencial de negocio que ofrece a las empresas del Ibex un continente cuyas economías crecen muy rápido y que además habla español.

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi, recuerda que "los países grandes del área, como Brasil, Chile y México, están creciendo con bastante fuerza y lo van a hacer bastante bien", este año, por lo que considera recomendable invertir en el continente a través de empresas españolas con intereses allí, porque "aunque tienen el lastre de España, se evita el riesgo de tipo de cambio para el inversor". Si el euro se fortalece frente a las divisas de la zona, el dinero que las empresas españolas ganan en moneda local equivale a una menor cantidad de euros. Así, la decisión de devaluar el bolívar fuerte por parte del Gobierno venezolano en enero hizo perder aproximadamente 500 millones de euros a Telefónica, pero los analistas consideran que fue un caso aislado.

El Ebitda en Latinoamérica de Gas Natural, que subió un 9,2% respecto a 2008, habría subido un 14,5% sin el efecto del tipo de cambio. Renta 4, en su informe sobre los resultados anuales de OHL, considera que la depreciación de las divisas latinoamericanas es una de las amenazas para el valor de la constructora. En todo caso, destaca que en 2009 el efecto de la depreciación del real brasileño, el peso mexicano y el peso chileno fue menor que en 2008, y le hizo perder el 0,2% del resultado de explotación, frente al 0,5% del año anterior.

El riesgo del tipo de cambio deben combatirlo las empresas obteniendo financiación local, recuerda Lorenzo Dávila, jefe de Investigación del Instituto de Estudios Bursátiles. A su juicio, una vez instalados los grandes bancos y las grandes proveedoras de servicios en Latinoamérica, pueden expandirse compañías españolas de otros sectores. "Cuando grandes empresas abren el camino otras pueden ir detrás".

En cualquier caso, a José Luis Martínez Campuzano el riesgo que pueda tener para los inversores Latinoamérica le gusta "mucho".

Fuera de la OCDE

Otros mercados

-La empresa española que más exporta fuera de la OCDE (lo cual excluye a México) es, de largo, Técnicas Reunidas, con un 60%. Sus mercados principales son Oriente Próximo (refinerías) y el Magreb (gasoductos).

-A continuación aparecen Telefónica (38%), Abengoa, Iberia y Repsol (35%), Santander, Endesa y OHL.

-En el total de exportaciones la primera es Acerinox (89%), que exporta a Norteamérica, especialmente.