Carlos Barrabés

Un líder mundial

El creador de la web de montaña Barrabes.com es el único empresario español en la lista de Jóvenes Líderes de Davos

Un líder mundial
Un líder mundial

Sorprende ver en Youtube un vídeo de Carlos Barrabés, 39 años, casado y con dos hijos, sincerándose ante el desconocido que le observa, y contándole cómo un vacío interior le empuja una y otra vez a buscar nuevos proyectos. El empresario y creador de la web de alpinismo Barrabes.com explica su vano intento de aplacar esa permanente especie de insatisfacción, que nunca llega a colmar plenamente. Y ésa es su realidad. Una vez plantada la bandera del éxito en la cumbre de su negocio de esquí y montaña -que ahora marcha prácticamente con el piloto automático-, se lanzó sin dilación a explorar otras oportunidades, otras formas de hacer negocio a través de internet. Desde entonces no ha parado.

Su constante inquietud se ha visto recientemente recompensada al ser incluido como único empresario español en la lista de Jóvenes Líderes Globales. Una exclusiva selección de 197 personas menores de 40 años con la capacidad de cambiar el mundo del mañana, que el Foro Económico Mundial de Davos ha dado a conocer esta semana. En ella aparece también otra española: la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Carlos Barrabés se encuentra ahora en el campamento base a la conquista de nuevos picos. Tras convertirse en referente mundial en el comercio electrónico con su portal Barrabes.com que recibe miles de visitas y de compras diarias, la empresa se ha diversificado a otros sectores. El emprendedor preside el conglomerado de empresas familiar Grupo Barrabés Cónsul que cuenta con una consultoría, una editorial de libros, y una red de diez tiendas en la calle.

El Foro Económico Mundial de Davos ha seleccionado a 197 personas menores de 40 años con la capacidad de cambiar el mundo

El grupo se gestó hace ya más de veinte años en Benasque, un pequeño pueblo del Pirineo aragonés en la provincia de Huesca, y que apenas cuenta con 1.500 habitantes. Hoy en día, Barrabés emplea a 170 personas, exporta a todo el mundo, especialmente América y Europa, y cuenta con un centro logístico en Huesca, auténtica joya de la corona.

Carlos Barrabés asesora también a grandes compañías como Vodafone, FM Logistic e Ideasforall. Está muy comprometido con la creación de negocio y apoyo a jóvenes emprendedores con los que ejerce su propio desarrollo profesional en programas de impulso de la sociedad de la información, aplicación de las TIC en competitividad empresarial, marketing y negocios electrónicos.

Barrabés dijo en una ocasión que "innovar no es hacer algo que no hacías, sino hacer algo nuevo que tienes que aprender". Una frase que se ajusta como un guante a la definición de explorador del siglo XXI. Atrás quedaron los grandes hitos de David Livingstone y el descubrimiento de las cataratas Victoria, o de Edmund Hillary, primero en coronar la cima del mundo: el Everest. Los nuevos retos del siglo XXI no son tanto abrir nuevas fronteras, sino profundizar en aquellos lugares ya descubiertos. Sebastián Álvaro, alpinista y fundador de Al filo de lo imposible, que colaboró con Barrabés durante más de 10 años para equipar las expediciones del equipo del famoso programa de TVE cuenta donde radica el secreto de un buen aventurero: "conocer profundamente la técnica, y tener coraje". Cualidades que, según el experimentado alpinista, posee Barrabés, aunque las desarrolle en un ámbito totalmente distinto a la montaña: la empresa.

Luis Martín, de Microsoft, comparte esa opinión. Aficionado al alpinismo, conoció a Barrabés en su tienda de Benasque cuando iba a comprar un saco de dormir. Tenía en mente un tipo muy concreto, pero Barrabés le recomendó otro, mucho más ajustado a sus necesidades, y lo más importante: "a mitad de precio". Martín no sospechaba entonces que años después, tras incorporarse a Microsoft, trabajaría codo con codo con Barrabés. Martín recuerda, tal vez con cierta nostalgia, aquella época en la que recorrió con Barrabés más de 40 ciudades españolas para contarle a todo el mundo lo que internet, en pañales en España por aquella época, era capaz de hacer.

"Abrumadora". Así era y así es ahora la actividad de Barrabés, según su hermano mayor, José Cristóbal. Tanto, que a veces puede resultar un poco "pesado", confiesa. "Te cuenta desde como haría él una señal de stop hasta un aeropuerto". Siempre está con la cabeza revolucionada y "a la familia acaba por resultarle algo aburrido", dice para enseguida añadir que, a pesar de todo, le escuchan porque el tiempo siempre acaba dándole la razón. "Es el alma de muchas cosas", remacha.

Benasque se ha quedado pequeño para Barrabés. "Siempre piensa a lo grande", aunque con lo pies en la tierra, eso sí, dice María Zapata de Ashoka, la mayor red de innovación social en el mundo. Zapata asegura que a Barrabés le apasiona la cuestión de los emperadores sociales. Tal vez porque en sus comienzos él mismo no lo tuvo nada fácil. "No tenemos tradición de empresarios. Nosotros somos montañeros", afirma con contundencia José Cristóbal. "Sólo nos ocupábamos de sobrevivir en el Pirineo. En el de antes, no el de ahora", recalca.

Con tantas cosas en la cabeza no es de extrañar que "Carlos sea un poco despistado", cuenta Martín. "Su padre opina que es mejor que no tenga carné porque al volante, podría ser un auténtico peligro en la carretera". Tal vez no conduce, pero sabe muy bien cual es la dirección: hacia arriba.