Coyuntura económica

El Banco de España sólo admite una tímida mejora en la actividad

Los datos adelantados sobre cómo se está comportando la actividad en el primer trimestre son dispares y están vinculados a los estímulos del Gobierno. No obstante, esas mejores cifras permiten al Banco de España constatar una tímida mejora de la coyuntura.

El último boletín elaborado por la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez pone de manifiesto cómo algunos datos son aún un tanto contradictorios. Destaca, por ejemplo, cómo mientras la confianza de los consumidores de la UE empeoró en febrero, lo que puede incidir en sus decisiones de compra e inversión; el diagnóstico que realizaron los comerciantes mejoró sensiblemente.

Del mismo modo, el Banco de España resalta los buenos registros cosechados por las matriculaciones de vehículos hasta febrero, aunque los vincula a los efectos del Plan 200E. Otro dato para la esperanza es que parece consolidarse lentamente la mejoría en las ventas del comercio minorista. También, en este caso, esa recuperación podría explicarse en exclusiva por la agresiva campaña de rebajas llevada a cabo este año.

En el caso de la inversión en bienes de equipo, el organismo regulador resalta que los números analizados apuntan a "una continuación del mejor tono" ya mostrado en el tramo final de 2009, algo que se repite con otros indicadores, como los relativos al sector de la construcción.

El Banco de España subraya que aunque la actividad de este negocio sigue inmersa en fuertes tasas negativas, la contracción es menor gracias a los proyectos puestos en marcha a través del Fondo de Inversión Local. El viernes se publicaron también datos del Ministerio de Vivienda relativos a la compraventa de casas, relativos al último trimestre de 2009, que si bien apuntan a que la caída del ladrillo podría haber tocado suelo, confirman las cifras difundidas por los registradores de la propiedad. Y es que el año pasado cerró con el menor volumen de ventas de pisos de la historia reciente, al cerrarse apenas 462.000 transacciones.

El BCE y los salarios

Y siguiendo con la disparidad de las cifras, la producción industrial descendió un 4,6% en enero respecto al mismo mes del año anterior y un 2,5% al descontar los efectos de calendario, según el INE. De esta forma, la industria arranca el ejercicio rompiendo la tendencia de mejora que registró a finales de 2009. A la vez que se publicaban estos datos, José Manuel González-Páramo, consejero español del BCE, instó al Gobierno a que desgrane aún más los planes de recorte del déficit público para dar así confianza a los mercados. González-Páramo recalcó también la necesidad de vincular más los salarios a la evolución económica.