La operación asciende a 446,8 millones

Mapfre compra el 50% del negocio asegurador de Caixa Catalunya

Mapfre ha cerrado la compra del 50% de las filiales aseguradoras Caixa Catalunya, Ascat Vida y Ascat Seguros Generales por un importe de 446,8 millones de euros. La entidad barcelonesa puso a la venta su filial en 2008. Sin embargo, las crisis y las incertidumbres ligadas a la reordenación bancaria nacional dejaron la operación en suspenso.

Sede central de Mapfre
Sede central de Mapfre

El inminente visto bueno de Bruselas a su fusión con Caixa Manresa y Caixa Tarragona ha despejado el horizonte, puesto que la integración de cajas ya contaba con el beneplácito de las fuerzas políticas catalanas. Las tres cajas remitieron su propuesta de fusión a Bruselas el pasado febrero.

Mapfre ha alcanzado un acuerdo con Caixa Catalunya, tal y como ha adelantado CincoDías para desarrollar conjuntamente los negocios de seguros y planes de pensiones de la caja a través de una joint venture. La aseguradora tiene acuerdos similares con Caja Madrid, Caja Duero, Bankinter y CCM.

El importe de la transacción asciende a 446,8 millones de euros, que será pagado hasta 2015. Fuentes del sector han asegurado poco antes de conocerse las cifras que Mapfre había "sido generosa y ha pagado un importe bastante alto". Según señalan ambas compañías el acuerdo prevé posibles pagos adicionales condicionados al grado de cumplimiento de los planes de negocio acordados.

MAPFRE 2,19 -2,80%

Para las cajas, esta transacción llega como agua de mayo. Necesitan recursos para atender el repunte de la morosidad y sufragar los gastos derivados de la integración.

Mapfre, por su parte, logra afianzar su liderazgo en el seguro español que se había visto recortado a causa de la agresiva política de adquisiciones protagonizada por Zurich, segundo en el ranking tras sellar pactos con Banco Sabadell y Caixa Sabadell en los ramos de vida.

Además, algunas de las alianzas selladas hace dos años por la aseguradora que preside José Manuel Martínez se encuentran en peligro. Mapfre deberá verse las caras en Castilla y León con Aviva, puesto que mientras la firma española es socia de Caja Duero, la británica trabaja con Caja España. Entre tanto, la integración del negocio de Caja Castilla-La Mancha en el Grupo Cajastur también abre incógnitas sobre el devenir de la subsidiaria CCM Vida y Pensiones. Mapfre también cuenta con alianzas para el ramo de vida con Caja Madrid y Bankinter.

Caixa Catalunya ha contado con el asesoramiento de Morgan Stanley y el bufete de abogados Garrigues y Mapfre con Atlas Capital.