Los negocios afectados son el 2% de las ventas

Abertis reconoce el riesgo de expropiación en Bolivia y Argentina sin compensación

Los conflictos que han venido afectando a la española Abertis en Bolivia y Argentina han acrecentado el temor de la compañía, según consta en su informe de gobierno corporativo, al rescate de las concesiones en esos países sin compensación alguna.

Bolivia y Argentina han aparecido entre los factores de riesgo para el negocio de Abertis manifestados en su informe de gobierno corporativo. La gestora de infraestructuras opera tres aeropuertos en el país que preside Evo Morales y dos autopistas que dan acceso a Buenos Aires en el de Cristina Fernández. Dos mercados que, afortunadamente para la firma que preside Salvador Alemany, pesan alrededor de un 2% en su cifra de negocios.

En ambos casos, a lo largo de los últimos años, se han dado desencuentros entre empresa y Administración relacionados con las concesiones, lo que ha motivado que la española se ponga en el peor de los escenarios y reconozca ante los inversores, "en un ejercicio de responsabilidad", según indican fuentes oficiales, la posibilidad de que le sean arrebatadas.

La entidad resalta que sus activos internacionales "se concentran en Europa", pero "existen inversiones en algunos países (Bolivia y Argentina) con un mayor riesgo de rescate total o parcial de las concesiones, sin compensación". En informes correspondientes a anteriores ejercicios no se identificaban mercados concretos entre los factores de riesgo. En los de 2007 y 2008 se hablaba de "inversiones en algunos países con un mayor riesgo de sensibilidad a la estabilidad económica general y a la evolución de los tipos de cambio". Y se añadía que las operaciones en esos países sólo representan el citado 2% de los ingresos totales del grupo. Pero ni rastro de las alusiones que se realizan ahora sobre Bolivia y Argentina.

ABERTIS 18,36 0,00%

La razón para dar este paso puede residir en el reciente default en que ha incurrido una de las concesionarias del grupo en Argentina. Se trata de Ausol, firma que opera el acceso norte a Buenos Aires y de la que Abertis es primer accionista (31,6%). En situación de intervención por el Gobierno, Ausol dejó de pagar intereses en noviembre. Esta circunstancia ha derivado en la negociación con bonistas para reestructurar una deuda millonaria.

Precisamente, ayer comunicó al mercado que prorroga esas conversaciones hasta el 8 de marzo, tras un primer aplazamiento, para convencer a los inversores de que acepten un canje de títulos, a más largo vencimiento y con distintas condiciones a los vigentes, por valor de 307 millones de dólares.

Sin valor en libros

Abertis aclara que tiene su parte de Ausol provisionada y a valor cero en libros para evitar su impacto en las cuentas en caso de mayores problemas.

La compañía participada por Criteria y ACS también es titular de GCO en Argentina. Se trata de la concesión de la Autopista del Oeste (entre Buenos Aires y Luján), de 56 kilómetros, que da acceso oeste a la capital de Argentina. Sus ingresos en 2009 han alcanzado los 40 millones de euros y el Ebitda ha sido de 16 millones.

En cuanto a Bolivia, tres aeropuertos figuran en la cesta de activos de la filial Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa), incorporada a Abertis tras la compra de TBI. Son el de El Alto (La Paz), Viru Viru (Santa Cruz) y Jorge Wilstermann (Cochabamba), cuyo plazo de explotación se alarga durante 25 años a contar desde 1997.

El conflicto con el Gobierno boliviano se acentuó a mediados de 2008, cuando el Ejecutivo achacó a Abertis un reiterado incumplimiento del plan de inversiones y llegó a trabajar en un proyecto de decreto supremo para rescatar cada una de las tres plazas. Previamente, en 2007, la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) firmó un expediente contra la subsidiaria de Abertis y en 2002 se planteó su reversión.

Rejuvenecer el negocio

Un denominador común en los informes de Abertis publicados en los últimos años es el reconocimiento de la urgencia de invertir para aumentar la vida media de sus activos concesionales.

En el texto que analiza el ejercicio 2009 se resalta la "necesidad de generar fuentes adicionales de flujos de caja en el medio plazo, ya que los principales negocios de concesión están en fase madura, asegurando el mix de negocios y países, y la continuidad del grupo". Durante el año, Abertis ha incluido en su perímetro de consolidación tres autopistas en Chile y un 50% adicional en Avasa, entre otras participaciones. Esto ha sumado un Ebitda de 147 millones.