Enmienda del Senado a la Ley Audiovisual

Las cadenas de televisión tendrán responsabilidad en los casos de fraude en los juegos de azar

El Senado incorporó hoy al texto de la Ley General Audiovisual una enmienda transaccional sobre la base de otra suscrita por la Entesa Catalana de Progres por la que los prestadores del servicio de comunicación audiovisual "tendrán responsabilidad subsidiaria ante los fraudes" que se puedan producir en programas dedicados a juegos de azar y apuestas, o en aquellos relacionados con el esoterismo y paraciencia.

Esta modificación se incorpora en el párrafo quinto del apartado 2º del artículo 7 referido a los derechos del menor. Este artículo dice sobre estos programas que sólo podrán emitirse entre las 22 horas y las 7 de la mañana los relacionados con el esoterismo y la paraciencia, y entre la 1 y las 5 horas los dedicados a juegos de azar y apuestas.

También sobre el mismo artículo, se han acordado una enmienda transaccional más en base a la presentada por el Grupo Popular por la que se incluye en el primer párrafo del apartado dos que "el acceso condicional debe posibilitar el control parental". En este punto, la ley prohíbe la emisión en abierto de contenidos audiovisuales que puedan perjudicar seriamente el desarrollo físico, mental o moral de los menores, y en particular, programas que incluyan escenas de pornografía o violencia gratuita.

Además, también se aprobó otra transaccional a una enmienda de Entesa Catalana por la que se introduce en el texto de la Ley un nuevo párrafo que señala que los prestadores de servicios de comunicación audiovisual televisiva, incluidos los de a petición, utilizarán, para la clasificación por edades de sus contenidos, una codificación digital que permita el ejercicio del control parental.

Por otra parte, en cuanto al programa que el Gobierno deberá suscribir con RTVE se incluye la especificidad de "la organización y programación de La 2 que, en todo caso, dispondrá de un plan concreto para la creación del centro de producción de referencia en Sant Cugat".

También se aprobó la enmienda con los votos de PP y CiU por la que se permite a las televisiones locales la emisión en cadena siempre que las emisiones conjuntas se desarrollen en el ámbito de una misma Comunidad Autónoma.

Con todo, el portavoz del Grupo Popular, Pedro Agramunt, criticó al Gobierno y al Grupo Socialista por las "prisas" que se dieron en sacar adelante la ley. Así, acusó a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de "no querer que haya acuerdos" en torno a la ley.

Uno de los más importantes es la creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) que, para el Grupo Popular, debería integrarse en la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones. "No estamos en España para gastarnos los dineros. Es un coste adicional", dijo Agramunt.

Asimismo, dijo que sería "un organismo político", por lo que considera que "es muy peligroso". "Me huele más a Hugo Chávez que a democracias europeas", agregó. Por su parte, la portavoz socialista, Emelina Fernández, dijo que con la creación de este organismo se está cumpliendo un mandato de la Unión Europea. "Estamos trasponiendo una directiva comunitaria", apuntó.

Finalmente, también el Grupo de Senadores Nacionalistas criticaron "la celeridad" con que se ha tramitado la ley, que se debatirá la semana que viene en el Pleno del Senado.