Consideran injusta esta reclamación

Hacienda reclama el "cheque-bebé" de siete niños que nacieron en Andorra

Siete familias del Alt Urgell han denunciado que Hacienda les reclama la devolución de los 2.500 euros del "cheque-bebé" que recibieron por el nacimiento de sus hijos porque los niños nacieron en un hospital andorrano y no en España, requisito indispensable para recibir la ayuda.

Según ha informado hoy a EFE una de las madres requeridas por Hacienda, las afectadas consideran injusta esta reclamación ya que en el escrito de solicitud de la ayuda todas alegaron que habían dado a luz en el hospital andorrano y ello no fue impedimento para que les concedieran el "cheque-bebé".

Estas familias acudieron al hospital andorrano porque sus mutuas les permitían dar a luz en hospitales de Lleida, Barcelona o Andorra y se decidieron por la opción del Principado porque les quedaba más cerca de su lugar de residencia.

"Nuestros hijos están inscritos en el registro civil del consulado español de Andorra, pero al fin y al cabo es un registro estatal. No entendemos porque ahora nos reclaman que devolvamos el dinero", explica la afectada.

La Agencia Tributaria considera que estas familias han incurrido en un posible fraude fiscal, por lo que además de los 2.500 euros les impone una sanción de 1.250 euros y les reclama los intereses generados desde el día del cobro de la ayuda.

"Hacienda te puede reclamar la devolución del cheque-bebé hasta cinco años después de haberlo concedido. En mi caso mi hijo nació hace casi dos años y medio y ahora me piden la devolución, de manera que los intereses ascienden a unos 222 euros, pero las madres que hayan parido hace casi cinco años tendrían que pagar mucho más", explica la afectada.

Por el momento se han detectado siete familias en esta situación, la mayoría de La Seu d'Urgell, aunque también hay de otros municipios de la zona como Bellver de Cerdanya.

"Creemos que ahora que lo hemos denunciado públicamente saldrá más gente", explica la mujer afectada.

Las familias afectadas se reunieron ayer con el alcalde de La Seu de Urgell, Albert Batalla que, según las afectadas, se ofreció para mediar con Hacienda y ante el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales sobre este problema, que es similar al que sufren los trabajadores transfronterizos (viven en territorio español pero trabajan en Andorra).

"Nos dijo que intentará llevar este problema al Congreso de los Diputados incluso porque se ha de buscar una solución a situaciones como esta a través de un cambio normativo, con un estatuto especial para esta clase de trabajadores", explica una de las madres afectadas.