CNC dice que es la actividad que da más empleo

La patronal constructora pide extender la rebaja del IVA porque el stock de pisos "durará hasta 2014"

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) manifestó hoy su satisfacción por la rebaja del IVA y las desgravaciones para trabajos de rehabilitación anunciadas por el Gobierno, pero pidió que estas medidas se extiendan más allá de los dos años inicialmente establecidos.

La CNC solicita extender estas bonificaciones argumentando que el actual 'stock' de viviendas sin vender no se solucionará "al menos hasta 2014", con el consiguiente mantenimiento del paron en la edificación de nuevos pisos.

La patronal de la construcción asegura que las medidas anunciadas por el Gobierno sobre el sector de la rehabilitación y por el Ministerio de Fomento en la obra civil encajan con lo que las empresas vienen demandado por considerar que "pueden tener efectos beneficiosos e inmediatos para toda la cadena productiva implicada".

La CNC defiende que la construcción es la actividad económica que más empleo y demanda puede crear a corto plazo y que los dos subsectores a los que se dirigen las nuevas medidas son "los que más pueden colaborar en minimizar el impacto de la crisis y a anticipar una salida ordenada y consistente de la actual fase recesiva".

"Estamos satisfechos de la sensibilidad que ha mostrado este Gobierno en relación con parcelas muy importantes de la actividad de la construcción, como son la rehabilitación y la obra civil. También consideramos positivo que hayan incorporado a este documento muchas de las propuestas que hemos venido presentando en los últimos meses", indicó en un comunicado el presidente de la CNC, Juan Lazcano.

No obstante, la patronal considera "corto" el plazo de dos años de validez de las medidas habilitadas para la rehabilitación "habida cuenta de que absorber el stock actual de viviendas sin vender no podrá solucionarse hasta al menos 2014", según sus estimaciones.

En cuanto a la obra civil, CNC mostró su satisfacción por el plan extraordinario de inversión en infraestructuras que Fomento pondrá en marcha en colaboración con la iniciativa privada, ante la "necesidad de que el nivel de licitación de obra pública se mantenga en este año y los siguientes en cotas aceptables a la media de los tres últimos ejercicios".