Una de las prioridades de la presidencia española

La CE da el primer paso para incluir el acceso a banda ancha como parte del servicio universal

La Comisión Europea dio hoy el primer paso para incluir el acceso a la banca ancha como parte de las obligaciones de servicio universal en materia de telecomunicaciones, una de las prioridades de la presidencia española. Las normas vigentes de la UE en esta materia datan de 2002 y garantizan el acceso de los europeos a las redes telefónicas públicas y a servicios como acceso a Internet básico a precios asequibles.

Para poner al día esta legislación en la 'era digital', el Ejecutivo comunitario lanzó una consulta pública, que estará abierta hasta el 7 de mayo, cuyo objetivo es conocer el punto de vista de usuarios, operadores y Gobiernos

"Esta consulta nos ayudará a comprobar si necesitamos actualizar las normas para tener la seguridad de que todos los ciudadanos de la UE pueden acceder a los servicios esenciales de telecomunicaciones, incluida la conexión rápida a Internet. Como los mercados y la tecnología están cambiando con rapidez, tenemos que velar por que nadie quede excluido de la sociedad digital", dijo la comisaria responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes.

La presidencia española se ha propuesto aprobar durante este semestre una Carta Europea de Derechos de los Usuarios de Telecomunicaciones que incluya el acceso a banda ancha como parte del servicio universal.

En la consulta pública, la Comisión también pregunta cómo se debería financiar el servicio universal en el futuro. En particular, Bruselas se plantea si debería intervenir una contribución financiera del sector de las telecomunicaciones para garantizar la cobertura universal de banda ancha o recurrirse a fondos públicos, teniendo en cuenta que otros sectores de la economía y la sociedad en su conjunto también aprovechan sus ventajas.