Frente a las subidas de sus competidores

Las ventas de Toyota cayeron un 8,7% en febrero por las llamadas a revisión

Toyota volvió a resentirse de la crisis de llamadas a revisión de sus vehículos en Estados Unidos, con una caída de las ventas en febrero del 8,7%, mientras que sus competidores registraron fuertes ascensos durante el mismo mes.

Toyota vendió 100.027 unidades en febrero, frente a las 109.583 de hace un año, a mucha distancia de Ford (142.285 vehículos) y General Motors (141.951 vehículos), que disfrutaron de significativos aumentos de la demanda durante el segundo mes del 2010.

La empresa japonesa está pasando por uno de sus peores momentos en Norteamérica después de que en las últimas semanas se viese forzada a llamar a revisión millones de vehículos por defectos en los aceleradores, frenos y sistemas de dirección de algunos de sus modelos más populares.

Los principales directivos de Toyota en Estados Unidos y Japón, incluido el presidente de la compañía y nieto del fundador, Akio Toyoda, se vieron obligados a declarar la semana pasada ante el Congreso estadounidense para responder a la crisis de confianza en sus vehículos.

Precisamente, los modelos afectados por las llamadas a revisión fueron los más afectados por la pérdida de confianza del consumidor estadounidense.

Las ventas del Toyota Camry, la berlina media de más ventas en Estados Unidos durante más de una década, se redujeron un 19,8 por ciento y se limitaron a 16.552 unidades.

La demanda de Avalon, otro de los modelos más mencionados durante las vistas en el Congreso, cayeron un 65,1 por ciento.

También de forma significativa, las pérdidas del fabricante se concentraron en la división Toyota mientras que la marca de lujo Lexus consiguió terminar el mes con una subida de las ventas del 5,2 por ciento.

Las ventas de la división Toyota se redujeron un 10,6 por ciento en febrero y se situaron en 86.240 vehículos.