Más del triple de lo que ha anunciado

GM quiere aportar 1.900 millones de euros al plan de viabilidad de Opel

La compañía estadounidense General Motors quiere aportar 1.900 millones de euros (2.565 millones de dólares) al plan de viabilidad de su filial europea Opel, más del triple de la cantidad que había anunciado anteriormente.

Adam Opel GmbH informó hoy en un comunicado de que "GM asegura 1.900 millones de euros para llevar a cabo el plan de futuro de Opel". "Con este compromiso se triplica la confirmación de financiación por valor de 600 millones de euros hecha hasta ahora", añadió el comunicado.

El consejero delegado de Opel, Nick Reilly, dijo que "la aportación de General Motors se producirá tanto en forma de capital propio como de créditos". General Motors había calculado que para llevar a cabo el plan de viabilidad de Opel necesitaba 3.300 millones de euros, de los que la estadounidense estaba dispuesta a aportar 600 millones de euros y pidió los 2.700 restantes a los Gobiernos europeos de países que tienen plantas de Opel.

No obstante, los Gobiernos europeos han pedido a General Motors que aumente el margen en 415 millones de euros para prepararse mejor para evoluciones del mercado difíciles, según el comunicado. "Como señal de la confianza en el éxito a largo plazo del negocio de Opel, General Motors aportará ahora más del 50 por ciento de la necesidad de financiación total", dijo la empresa.

Por ello se reduce la aportación de 2.700 millones de euros que debían hacer inicialmente los Gobiernos europeos al saneamiento de Opel mediante avales y créditos hasta 2.000 millones de euros. Con el compromiso financiero de General Motors desaparecen los riesgos de liquidez en la reestructuración de Opel este año.

Reilly consideró que "la confirmación de financiación de 1.900 millones de euros de GM es la medida adecuada para Opel, ya que señala la resolución de restablecer nuestro negocio sobre una base sólida". El directivo explicó que el comité ejecutivo de General Motors respondió positivamente a la solicitud de Opel de apoyo adicional, que también es apoyada por el consejo de administración de la empresa estadounidense. Opel también ha informado de esta decisión a la Comisión Europea y a los Gobiernos europeos.