AIG será titular de un 11% de la firma británica

Prudential se vuelca en Asia al hacerse con la filial de AIG en esa región

ârdago en Asia. Prudential desveló ayer los detalles de la adquisición de AIA. La aseguradora británica pagará 35.500 millones de dólares (26.250 millones de euros) por la filial de vida de AIG en ese continente. De esta cantidad, 25.000 millones de dólares serán desembolsados en efectivo y los 10.500 millones restantes en acciones y deuda sénior.

"Con este acuerdo tenemos una oportunidad única de crear la aseguradora panasiática líder en el ramo de vida", anotó Tidjane Thiam, consejero delegado del grupo londinense. El 44% del nuevo negocio de la entidad provino de Asia en 2009.

Prudential realizará una ampliación de capital de 20.000 millones de dólares (14.800 millones de euros) y colocará otros 5.000 millones (3.700 millones de euros) en bonos para sufragar la adquisición. Credit Suisse, HSBC, JP Morgan Cazenove actuarán de intermediarios. La compañía tenía una capitalización de 15.300 millones de libras (17.000 millones de euros) antes de anunciar la compra, que estará formalmente concluida a finales de 2010.

AIG será titular de un 11% de la firma británica, pero venderá paulatinamente sus títulos para devolver las ayudas públicas. El metálico ingresado con la venta de AIA también irá a satisfacer la deudas pendientes con los contribuyentes de EE UU, que poseen el 80% de AIG.

AIA aportará a Prudential 60.000 millones de dólares en activos repartidos por 15 mercados, 320.000 agentes, 23.500 empleados y 23 millones de pólizas de vida ahorro, vida riesgo, salud y pensiones.

La joya de la corona

Para muchos analistas AIA era la joya de la corona de AIG. La multinacional estadounidense puso a la venta la filial el pasado año, pero no recibió ofertas lo suficientemente jugosas por ella. Luego consideró sacarla a Bolsa. Finalmente, la ha traspasado a Prudential.