El fallo podría estar en su reloj interno

Sony investiga una avería que deja sin conexión a millones de Playstation 3

Millones de Playstation 3 en todo el mundo se volvieron locas en el cambio del 28 de febrero al 1 de marzo. Un fallo, cuya causa está por determinar, dejó sin conexión a internet a la popular consola. Sony aseguró que trabaja contrarreloj para solucionar el problema.

Sony reconoció ayer a través de su blog oficial problemas de conexión de los usuarios de Playstation 3 cuando intentan acceder a Playstation Network, el servicio de juegos online de la multinacional japonesa. La compañía nipona recibió multitud de quejas por parte de los usuarios que han visto cómo los relojes internos de su Playstation 3 se han visto modificados al 31/12/1999 en América y al 1/1/2000 en Europa y Asia. Los errores más comunes de este fallo, conocido como Error 8001050F y que hicieron viajar en el tiempo a las consolas, son la falta de conectividad con la plataforma Playstation Network, la desaparición de los trofeos conseguidos por los usuarios y errores en el uso de ciertos contenidos descargados. Incluso sitios como 01net aseguraban que el problema impedía reproducir algunos juegos en modo offline como Heavy Rain o Darksiders.

La compañía trató de calmar los ánimos a sus seguidores asegurando que estaba trabajando para identificar la causa y resolver la incidencia. Al cierre de esta edición, la empresa aún no había dado una respuesta oficial a un problema que, según todas las webs especializadas en juegos, está afectando a millones de usuarios de Playstation 3. La firma se limitó a decir que cree que "está causado por un fallo en el reloj interno de la consola y que espera tenerlo resuelto en menos de 24 horas".

Quejas

El problema afecta teóricamente a todas las Playstation 3 a excepción del modelo Slim, lanzado al mercado el pasado septiembre. Un portavoz de Sony en España aseguró ayer a CincoDías que no conocen con exactitud el número de máquinas afectadas y explicó que la base instalada de PS3 pre-Slim en nuestro país es de un millón de consolas, "aunque eso no quiere decir que todas estén afectadas porque sólo entre el 50% y el 60% de ellas están conectadas a Playstation Network y no todas están activas".

Con todo, numerosos propietarios de PS3 se quejaron ayer a través de Twitter de la tardanza de Sony en avisar del problema. "Encima dicen que no llamemos al servicio de atención al usuario para no saturar", criticaron, al tiempo que se preguntaban cómo se va a arreglar el problema sin correr el riesgo de sufrir daños. "En algún momento tendremos que encender la PS3 para aplicar algún tipo de parche y no quiero perder mis trofeos", señalaba uno de ellos. La misma portavoz de Sony señaló que en cuanto tengan la solución se ofrecerá en el blog oficial de Playstation (http://es.playstation.com).

El caso hizo que ayer algunos medios recordaran el llamado efecto 2000, que hace 10 años desató la alarma ante un posible problema de los ordenadores y otros equipos electrónicos con el cambio de dígitos de 1999 a 2000. El problema, entonces, no tuvo la gravedad anticipada. Sobre el de la Playstation 3, habrá que esperar a que Sony determine y solucione el problema.

Un problema que puede costarle caro a la compañía

A falta de datos oficiales, ayer algunos medios online cifraban en unos 20 millones el número de Playstation 3 afectadas. Y el problema derivado de ello es que numerosos sitios especializados en juegos daban por "dañada seriamente" la fama de robusta de la última consola de Sony. Incluso en un vídeo en Youtube se proponía como solución irónica desconectar la Playstation y enchufar la Xbox de Microsoft. Más de uno amenazaba en el blog de Sony con pasarse a la consola rival si no arreglaban rápido el problema y les compensaban por los daños sufridos.

En cualquier caso, Playstation no es la primera consola que sufre fallos. En 2007, Microsoft tuvo que hacer unas reservas de más de 1.000 millones de dólares debido a los costes de un nuevo programa de garantías para arreglar los fallos de su consola Xbox 360. Muchos usuarios sufrieron entonces problemas con esta máquina de última generación.