Hasta los 1,1 millones de euros

Tubos Reunidos rebaja su beneficio en un 98,7%

El Grupo Tubos Reunidos obtuvo el año pasado un beneficio neto de 1,1 millones de euros, un 98,7% por debajo de los 81,8 millones de euros registrados en el ejercicio anterior, según ha informado hoy la compañía.

Con estas cifras, según ha destacado la propia compañía, el grupo "cumple su compromiso de acabar 2009 con resultados positivos a pesar del entorno de crisis generalizada vivido a lo largo del año". El resultado bruto de explotación (ebitda) ha rebasado los 25,2 millones de euros (-83,6%) y la cifra de negocio ha alcanzado los 395,7 (-45,7%).

Estas cifras son, según ha explicado la propia entidad, fruto del Plan de Acción puesto en marcha en los primeros meses, "mediante el reforzamiento tanto de la actividad comercial como de la adaptación de la actividad productiva a las necesidades de mercado", lo que ha permitido "reducir costes, mejorar la productividad y mantener una rentabilidad operativa positiva a nivel de EBITDA en todos los trimestres del año". Por todo ello la firma considera que la posición competitiva del grupo de cara al futuro "se ha reforzado y seguirá fortaleciéndose".

La empresa ha llamado también la atención sobre "la buena evolución de los resultados financieros". El endeudamiento se ha reducido en 55 millones de euros, con lo que al cierre del ejercicio se ha situado en 109,5 millones de euros, lo que representa el 50% del patrimonio neto del grupo.

TUBOS REUNIDOS 0,25 -3,79%

El grupo ha reconocido que afronta 2010 con "moderado optimismo" ya que en los últimos meses se ha producido una "reactivación de la cartera de pedidos, a lo que se han unido señales "de una cierta mejora de la situación en Europa".

Por eso y "aunque la visibilidad sigue siendo limitada", la firma afronta el futuro con "confianza en que la recuperación se irá consolidando de forma gradual a lo largo del ejercicio. Además ha destacado que en el último trimestre diferentes países han tomado iniciativas "instando a la aplicación de derechos arancelarios anti-dumping contra las importaciones de tubería procedente de China".

A juicio del grupo vasco, "la resolución favorable de estos procedimientos debería provocar una reordenación de la industria en China y permitir una mayor racionalidad en la situación mundial del sector de tubo de acero sin soldadura".

En todo caso, considera que en 2010 será fundamental "continuar con la selección de productos y mercados más rentables", para lo que acometerá diversas inversiones en sus plantas, "de las que esperamos comenzar a ver los primeros retornos a corto plazo, así como seguir adaptando nuestra capacidad productiva a las circunstancias de mercado".