Los ingresos subieron menos de lo esperado

El gasto de los consumidores de EE UU en enero sube un un 0,3%, el nivel más alto desde mayo de 2008

El gasto de los consumidores, que en Estados Unidos equivale a más de dos tercios de la actividad económica, aumentó un 0,3 por ciento en enero y llegó al nivel más alto desde mayo de 2008, informó hoy el Departamento de Comercio.

Por su parte, los ingresos personales ascendieron un 0,1%, por debajo del mes pasado, que ascendieron un 0,4%. La cifra es inferior a lo esperado por los analistas, que suponían un incremento de un 0,4%.

En términos de dólares, el desembolso de los consumidores durante enero llegó a una tasa anualizada de 10,3 billones de dólares, en otro indicio de una modesta reactivación de la economía. Con el ajuste por inflación el gasto real en bienes subió un 0,8 por ciento, y el gasto en servicios subió apenas un 0,1%, de acuerdo con el informe del Gobierno.

Los ingresos personales subieron un 0,1% a una tasa anualizada de 12,2 billones de dólares, y esto señala el crecimiento más débil en cuatro meses.

Ajustados por inflación y después del pago de impuestos los ingresos personales bajaron un 0,6 por ciento en enero, la mayor disminución del ingreso disponible real desde julio. Comparados con los de enero de 2009 los ingresos disponibles reales se han mantenido sin cambios.

En enero los sueldos y salarios subieron un 0,5%, un aumento debido en gran medida a un mayor número de horas extra trabajadas. La mayoría de las otras fuentes de ingresos disminuyó.

Aunque el gasto creció a un ritmo más rápido que los ingresos, la tasa personal de ahorro bajó a un 3,3% del ingreso disponible, la más baja desde octubre de 2008. En diciembre esa tasa había sido del 4,2%.

En enero la inflación se mantuvo moderada y el índice de precios en gastos de consumo -una medida de inflación a la que presta mucha atención la Reserva Federal en sus decisiones sobre política monetaria- subió un 0,2% en enero.