Reducen la deuda financiera

Las cotizadas venden activos y bajan su dependencia bancaria

Las compañías del Ibex echan el freno a la deuda y diversifican fuentes de financiación

El estallido de la crisis financiera pilló por sorpresa a la mayoría de las grandes empresas. El festín de compras que llevaron a cabo las que forman el Ibex en los últimos ejercicios, mayoritariamente a golpe de talonario, se topó con una restricción abrupta del crédito por parte de las entidades financieras. Hasta entonces, los presidentes de las compañías tenían línea directa con la banca, y en pocas horas se podían conseguir millones de euros a tipos de interés muy atractivos.

"Es cierto que gran parte de esas inversiones fueron destinadas a potenciar el perfil internacional de las compañías, lo que ahora supone un sustento para sus resultados", matiza Luis Gil-Casares, responsable de Financiación de adquisiciones de Société Générale.

Fue en 2008 cuando por primera vez en cinco años las empresas del Ibex redujeron su deuda financiera neta en términos agregados. Y el pasado ejercicio continuaron con esa tendencia. Según los datos remitidos a la CNMV, y a falta del balance de Sacyr, la deuda financiera neta se redujo en seis compañías del Ibex 35. En términos agregados el endeudamiento creció de 200.000 millones a cierre de 2009 a 218.000 el diciembre pasado, debido al endeudamiento de 16.000 millones de Gas Natural para comprar Fenosa; si se excluye esta partida la deuda sólo creció el 1%. Además, la gasista ya se ha puesto manos a la obra para reducir su deuda neta, con ventas de activos comprometidas por unos 1.600 millones para este año.

Los expertos prevén que la reducción de deuda continuará

Las emisiones de bonos, incluso por empresas que no eran habituales del mercado de deuda cotizada, están a la orden del día. Así lo han hecho, entre otros, Pescanova, OHL, Campofrío, Abengoa o FCC; estas dos últimas, a través de bonos convertibles en acciones. "La financiación bancaria para algunos sectores productivos, los más afectados por el ciclo económico, se ha reducido en los dos últimos años y vemos positivamente que las compañías españolas diversifiquen sus fuentes de crédito, incrementando el peso de los mercados de capitales", señala el Gil-Casares. "Es de esperar, también, que algunas compañías lleven a cabo ventas de activos con el fin de reducir su apalancamiento, aunque creemos que todavía existe una gran diferencia entre lo que piden los vendedores y lo que están dispuestos a pagar los compradores", añade.

Igualmente, es previsible que reduzcan su nivel de inversiones, pues ahora obtener el retorno necesario para hacer atractiva a una compra es más complicado. "Obtener crédito es difícil y más caro", señala Lorenzo Dávila, Jefe del Departamento de Investigación del IEB.

Con todo, el año pasado las empresas del Ibex refinanciaron deuda por más de 61.000 millones de euros. "Es verdad que todo lo que sea nuevo dinero se mira aún con cautela, y se sigue apostando por las refinanciaciones, pero las empresas más fuertes con buenos ratings tienen ahora mismo las puertas abiertas al crédito, en condiciones muy similares al estallido de la crisis crediticia", señala Janin Campos, director de originación de préstamos sindicados de Royal Bank of Scotland (RBS).

La buena noticia de la caída de los tipos de interés es que las empresas endeudadas, por regla general, ha tenido el efecto de reducir los gastos financieros netos. En las compañías del Ibex representan el 4% de los ingresos agregados.

El caso de las entidades financieras

Los bancos también tienen deudas, aunque en este caso obtienen el dinero primordialmente a través de emisiones. Según Bloomberg, las seis entidades del Ibex afrontarán vencimientos por más de 56.600 millones de euros.

Tras un rally de colocaciones en la primera quincena de enero (emitieron BBVA, Sabadell, Banesto, Bankinter y Santander), las emisiones se han moderada y en las realizadas últimamente se han elevado los diferenciales, como la realizada el miércoles por Santander. Pagó un spread de 105 puntos básicos por una emisión a cinco años, cuando a principios de enero colocó bonos a tres años con un diferencial de 45 puntos. Los expertos consultados consideran que es un buen precio para la entidad.

Avelino Abellas, director general adjunto de mercado de capitales de Crédit Agricole CIB, explica que es bastante optimista de cara al segundo semestre: "Creemos que los diferenciales de la deuda soberana se reducirán, lo que tendrá un impacto positivo en las emisiones de las entidades financieras".

Empresas con caja

1 Técnicas Reunidas. La empresa de ingeniería ha mejorado su tesorería este año de 575 a 797 millones.

2 Iberia. La aerolínea ha reducido su caja neta un 21,4%, pero sigue contando con 1.417 millones.

3 Inditex. A cierre de octubre, el grupo textil contaba con una posición neta de tesorería de 1.605 millones de euros.

4 BME. El gestor dispone de una caja de 323,7 millones de euros.