Petróleo

El crudo de Texas baja el 2,28% y cierra a 78,17 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se depreció hoy el 2,28% y cerró a 78,17 dólares, después de que se publicara que las peticiones de subsidio por desempleo aumentaron en Estados Unidos más de lo esperado y crecieran así las dudas acerca de la fortaleza de la recuperación económica.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en abril restaron 1,83 dólares al precio que tenían el miércoles y bajaron de los 80 dólares que alcanzaron ese mismo día.

Los contratos de gasolina para marzo perdieron seis centavos y terminaron la sesión a un precio de 2,03 dólares por galón (3,78 litros), al tiempo que el precio del gasóleo para ese mes también descendió seis centavos respecto a la jornada anterior y acabó a 1,98 dólares/galón.

En el caso del gas natural, los contratos para marzo retrocedieron alrededor de cinco centavos respecto al valor que tenían el miércoles y concluyeron a 4,76 dólares por cada mil pies cúbicos.

Esa depreciación se produjo después de que el Departamento de Energía (DOE) de Estados Unidos anunciara hoy que las reservas de ese combustible descendieron la semana pasada en 172.000 millones de pies cúbicos y que el total, de 1,8 billones de pies cúbicos, es un 2,9% inferior al nivel del pasado año en esta misma época.

El retroceso del precio del petróleo coincidió este jueves con la publicación por parte del Departamento de Trabajo de nuevos datos relativos a las peticiones de subsidio por desempleo en Estados Unidos, donde la semana pasada se presentaron 22.000 peticiones más que en la anterior.

El total se situó en las 496.000 solicitudes, la cifra más alta que se alcanza desde mediados de noviembre, algo que hace temer acerca de la rapidez con la que se debe recuperar la economía estadounidense.

Los operadores suelen reaccionar con pesimismo ante este tipo de datos, ya que los ven como un síntoma desfavorable para la demanda energética, que aún se mantiene en unas cotas bajas en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía.

En el mercado de Londres, el barril de crudo Brent, que se toma como referencia en Europa, se depreció este jueves un 2,3% y cerró la sesión en 76,29 dólares.