Los ingresos caen a la mitad

Reyal perdió 144,4 millones de euros en 2009, el 83,5% menos

La inmobiliaria Reyal Urbis redujo sus pérdidas el año pasado el 83,5% y tuvo un resultado consolidado atribuido negativo de 144,396 millones de euros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos netos de la compañía se redujeron más de la mitad en el ejercicio de 2009, ya que pasaron de 2.242 millones de euros a 1.002 millones.

El resultado de explotación de Reyal se redujo un 98,23% y arrojó unas pérdidas de 9,2 millones de euros, frente a 520,8 millones negativos de 2008, a lo que contribuyó notablemente el resultado por enajenaciones del inmovilizado y el recorte de los gastos de personal -la plantilla media pasó de 931 a 758 personas-.

Las pérdidas del resultado financiero disminuyeron el 46,37% y se situaron en 227,88 millones de euros por la reducción de los gastos financieros.

Reyal, que bajó hoy en bolsa el 0,8% y acabó la sesión en 3,095 euros por acción, había reducido sus pérdidas un 68% hasta el tercer trimestre del año pasado por la bajada de los tipos de interés asociados a su deuda, si bien los gastos financieros seguían lastrando el resultado de la compañía.

También ayudó que se hicieran menos provisiones para cubrir la depreciación del valor de sus activos (suelo, edificación en curso y terminada).

Reyal está inmersa desde el mes de mayo en una negociación para refinanciar 3.000 millones de deuda, después de que la compañía no pudiera cumplir con el plan de negocio establecido en la anterior reestructuración de deuda que cerró a finales de 2008 y que incluía la desinversión en suelo y promociones.

En la negociación actual, la inmobiliaria ha propuesto a la banca aplazar el pago del principal y de los intereses de la deuda hasta el 31 de diciembre de 2012, así como la concesión de un crédito puente que se amortizaría mediante los ingresos de la venta de sus activos.