Por la menor demanda en la construcción

Cementos Molins ganó un 38,5% menos que en 2008

Cementos Molins obtuvo en 2009 un beneficio neto atribuible de 66,7 millones de euros, el 38,5% menos que un año antes, debido a la caída de la demanda provocada por la menor actividad en el sector de la construcción.

Los resultados enviados por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) muestran un descenso de la cifra total de negocio del 17,5%, hasta 663,9 millones, de los que el 49% se corresponden con las ventas en el mercado nacional, que cayeron un 28%.

Por su parte, las ventas de las participadas extranjeras, que suponen el 51 por ciento del total, disminuyeron un 4 por ciento en relación con el año anterior, debido al efecto del tipo de cambio de las divisas en las que opera cada participada.

El resultado bruto de explotación o Ebitda disminuyó el 26,5 por ciento, hasta 162,1 millones, como consecuencia de la menor facturación, así como de una menor reducción de costes fijos a pesar de los planes de ahorro puestos en marcha durante el ejercicio.

Durante 2009 el grupo ha mantenido las inversiones que tenía en curso, con un desembolso de 170 millones de euros.

El endeudamiento financiero neto del grupo era al cierre del año de 208 millones, 10 millones más que un año antes, lo que representa un ratio de 1,28 veces el Ebitda.