En busca de un pacto anticrisis

El PP critica la falta de propuestas del Gobierno y sólo "apoyará medidas puntuales" anticrisis

El responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, arremetió hoy contra el Gobierno por no plantear propuestas concretas en su primera reunión con los partidos políticos y, tras insistir en el Ejecutivo debe rectificar su política económica, dejó claro que su formación sólo respaldará aquellas medidas que considere que servirán para salir de la crisis, aunque sean "impopulares", y rechazará las que crea que redundarán en la misma.

En rueda de prensa tras esa primera reunión, a la que acudió acompañado del portavoz adjunto en la Comisión de Economía del Congreso, Alvaro Nadal, Montoro proclamó hoy su "perplejidad" y "desconcierto" por el resultado de la cita y su "escepticismo" ante las próximas y ante el documento con iniciativas concretas que el Gobierno ha prometido para el lunes.

Montoro, que celebrará su primera reunión bilateral con el Gobierno el próximo miércoles, garantizó que el PP seguirá acudiendo siempre que el Ejecutivo le llame, pero subrayó que lo hará para explicar a los españoles que el Gobierno es el que tiene que tomar decisiones y "rectificar" su política económica.

"No vamos a apoyar ninguna medida que lleve a más crisis en España y sí las parciales o fragmentadas que estén orientadas correctamente", explicó, apuntando que el primer partido de la oposición seguirá actuando exactamente igual que hasta ahora. En este contexto, señaló que están incluso abiertos a apoyar medidas "impopulares", como ya hicieron respaldando la creación del FROB y que negociarán "sin prejuicios".

Por su parte, el portavoz del grupo socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha afirmado hoy que tanto el Gobierno como el PSOE quieren alcanzar un acuerdo contra la crisis que incluya al PP, pero ha recalcado que los populares lo ponen "muy difícil, si no imposible".

Alonso ha tildado al coordinador económico de los populares, Cristóbal Montoro, uno de los representantes del PP en el cónclave, de "destructivo y duro", incluso de "confuso".

A su juicio, el Partido Popular ha acudido a la reunión sin una sola propuesta "en positivo", y por ello, ha censurado su "cerrazón desde el principio". Para Alonso, la cita de hoy del Gobierno con los partidos, "seria y rigurosa", obedece a una demanda de la ciudadanía y a su petición de una actuación política de unidad.

Por su parte, el diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en el Congreso, Carlos Salvador, propuso hoy que la comisión negociadora que el Gobierno ha creado para sellar acuerdos con los partidos políticos en materia económica se centre sólo en aquellas cuestiones en las que sea posible un pacto entre los dos grandes partidos y aparque los asuntos que generan más discrepancias.

Salvador insistió en los buenos resultados que está dando en Navarra el acuerdo contra la crisis alcanzado en su comunidad entre el Gobierno de UPN y los socialistas y abogó por exportar este modelo a toda España.

Salvador hizo un balance "positivo" de esta primera cita entre el Ejecutivo y las formaciones políticas, que definió como una "reunión de contacto", aunque criticó por demasiado "heterogéneo" el documento remitido ayer por el Gobierno a sus interlocutores, y confesó que se iba "preocupado".

La portavoz de CC, Ana Oramas, pidió hoy al Gobierno que incluya entre sus propuestas una medida para formar a los desempleados del sector de la construcción, ya que se trata de una iniciativa "fundamental" puesto que es probable que las personas que han perdido su empleo en este sector no puedan recuperarlo en el futuro.

Así lo puso de manifiesto Oramas en la rueda de prensa posterior a la primera reunión de la comisión negociadora con los partidos, donde aseguró que CC se adaptará al formato del Gobierno y hará alguna aportación como ésta, ya que España no volverá a ser igual que en el pasado.

El portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, mostró hoy la "predisposición" de su partido para llegar a un acuerdo contra la crisis, siempre y cuando sea "justo, solidario y de progreso", aunque criticó que el Gobierno haya venido a la reunión "sin tener los deberes hechos".

Herrera anunció que ICV tiene buena voluntad para "hablar siempre", aunque temió que el Gobierno se escude en la crisis económica para llegar a un Pacto con propuestas de ajuste "duras", que recorten los derechos de los trabajadores y ciudadanos y sin plantear políticas anticíclicas.

El responsable de Economía de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Alvaro Anchuelo, expresó hoy sus dudas de que las dos principales fuerzas políticas, el PSOE y el PP, quieran de verdad alcanzar un acuerdo en materia económica.

En la rueda de prensa posterior a la reunión mantenida entre el Gobierno y los partidos para buscar un pacto contra la crisis, Anchuelo señaló que el Gobierno ha expuesto "medidas muy numerosas" pero "de poco calado".

El representante de UPyD consideró que hay que distinguir entre la conveniencia de alcanzar un pacto, en la que están de acuerdo los ciudadanos, y la posibilidad de lograrlo, algo sobre lo que tiene dudas dado que el diagnóstico del Gobierno "no ha cambiado, cree que sus medidas aceptadas y que todo está en vías de solución", cuando se esperaba "un diagnóstico más realista".

CiU ha defendido hoy la utilidad de la comisión gubernamental encargada de buscar acuerdos económicos, pese a creer que es un sucedáneo de pacto de Estado, pero los nacionalistas catalanes serán los primeros en levantarse de la mesa si el Gobierno sólo quiere una coartada para ganar tiempo ante la crisis.

El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha criticado las formas y el fondo en el que ha sido convocada esta primera reunión de la comisión gubernamental que trata de fraguar un consenso en materia económica con las distintas fuerzas políticas.

Tras quejarse de que el Gobierno esperara hasta primera hora de la noche de ayer para entregar sus propuestas a los partidos, Duran Lleida ha considerado que este documento es sólo "un catálogo de buenas voluntades", que no contiene más que "cuatro generalidades", sin concreción alguna.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, celebró hoy como "positiva" la "imagen unitaria" que han lanzado a la sociedad los grupos políticos acerca de su voluntad para buscar un acuerdo contra la crisis y, aunque criticó el retraso y la "metodología" del Gobierno, valoró que éste "se mueve", por lo que su formación, en respuesta, "va a arrimar el hombro". Ridao incidió en que el Ejecutivo debe demostrar ahora "si quiere simplemente una foto de sofá" o quiere un acuerdo. "Ahora viene lo más difícil", advirtió.

A su juicio, el Gobierno no puede pretender "endosar íntegramente sus propuestas" a la oposición y tendrá que "transigir y renunciar" si quiere "ampliar el perímetro del consenso". "Ni la reunión ni los futuros contactos bilaterales pueden considerarse un aval ni un cheque blanco al Gobierno", recalcó.

Por último, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, dio hoy por "imposible" un pacto de todas las formaciones políticas en materia económica pues hay graves contradicciones entre unas y otras y porque alguna de ellas, en alusión al PP, está en la negociación "con la cabeza dentro pero el alma fuera". Sólo ve opción a acuerdos puntuales, pero ya avisó al Gobierno que si lo que pretende es usar a la oposición para su "promoción mediática" y para dar un "revestimiento formal" a sus propias decisiones, no podrá contar con los nacionalistas.

A su juicio, la cumbre del Palacio de Zurbano ha servido para que todas las formaciones políticas tengan clara la necesidad de "sincerarse" porque, en caso contrario, el camino del pacto está "condenado al fracaso".