'Saab Spyker Automobiles'

Spyker cierra la compra del grupo automovilístico Saab a General Motors

La compañía holandesa de coches de lujo Spyker cerró hoy en Estocolmo la compra del grupo automovilístico sueco Saab, hasta ahora propiedad del consorcio General Motos (GM).

Así lo anunció en Estocolmo el presidente de Spyker, Victor Muller, quien aseguró que "a partir de ahora" su compañía se dedicará a "reactivar a Saab" y a convertir a la marca sueca en una empresa "vital y que reporte beneficios".

Saab, con una plantilla de 3.500 personas, vendió el año pasado unos 40.000 vehículos -menos de la mitad de los 90.000 del ejercicio anterior- y desde 1990 ha registrado pérdidas casi ininterrumpidamente.

Su nuevo propietario holandés espera devolver a la marca sueca a los beneficios en 2012 con unas ventas anuales de 120.000 vehículos.

GM anunció a finales de enero la venta de Saab a Spyker, de quien el conglomerado estadounidense recibirá 74 millones de dólares en metálico y mantendrá 326 millones en acciones en la nueva compañía que saldrá de esta transacción, Saab Spyker Automobiles.

"General Motors, Spyker Cars y el Gobierno sueco han trabajado muy duro y de forma creativa para un acuerdo que asegurara un futuro sostenible para esta marca única y emblemática, y estamos contentos como el resultado", afirmaron entonces el vicepresidente de GM, John Smith.

La operación llegó un año después de que GM decidiera desmantelar su línea de producción de estos vehículos y fue posible después de que el Gobierno sueco accediera a avalar un préstamo de 564 millones de dólares concedido por el Banco Europeo de Inversiones para la nueva compañía.

Smith aseguró que GM seguirá haciendo tareas de mantenimiento sobre la flota existente de Saab y mantendrá la garantía sobre los automóviles mientras se produce el cambio en la gestión.

Asimismo, GM, que se declaró en bancarrota el año pasado, continuará suministrando los componentes para la fabricación de los nuevos Saab.